Bienvenido a mi blog.

Por favor, participa, deja tu comentario y marca si te ha gustado o no.
Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Manual de supervivencia

Para los que buscan eludir la Navidad: que cada cual elija lo que más rabia le de, pero ya puestos, el más diver: Dionisos 
Para todos aquellos que como yo se preparan para afrontar las temidas fechas de la Navidad sin caer en la más negra de las depresiones. Son días en los que es tolerable el bajonazo, el hastío y una cierta angustia vital, pero como experto y veterano sufridor de fobias varias, comparto con vosotros ciertas estrategias que pienso desarrollar en las próximas semanas:
1º.- La batalla del nombre.
Nos remontaremos en el tiempo para conectar con atávicas costumbres relacionadas con el Solsticio de Invierno, de manera que podemos eliminar el abrumador componente religioso de las fechas y conectar con los ritmos de la naturaleza sin más. No existe nada más que el invierno, la naturaleza dormida preparando la próxima primavera, los ciclos naturales etc. Todo muy suave y ajeno a la cultura dominante hoy en día.
2º.- Hace mucho, mucho tiempo:
Vamos a contar una leyenda antigua que quita mucho hierro al asunto, de verdad.
Hace muchos muchos años, cuando la humanidad era joven y todavía ocurrían cosas muy extrañas, nueve vírgenes quedaron embarazadas sin haber tenido conocimiento carnal alguno y sin que ellas mismas se conocieran. Todas ellas dieron a luz niños varones que luego serían famosos. Se llamaron Attis, Buda, Dionisos, Jesús, Heracles, Krishna, Mitra, Osiris y Zoroastro y todos, salvo Krishna y Zoroastro, nacieron el mismo día: el 25 de diciembre.
Como siempre hay diferencias, no a todos se les recibió con la misma alegría y homenaje, así que Attis, Dionisos y Heracles no fueron visitados ni por magos, ni por reyes ni les hicieron ofrecimiento alguno. Simplemente nacieron y se dedicaron a hacer los que hacen los niños: llorar y crecer.
Sus coincidencias no acabaron con su nacimiento, pues todos ellos se dedicaron a la predicación, los milagros, la captación de discípulos y curiosamente, muchos de ellos tuvieron el mismo final. Crucificados murieron 6 y 6 de los nueve lo hicieron en primavera; pero lo más curioso es que de todos ellos, sólo Heracles no quiso resucitar al tercer día después de muerto.
Así pues, si alguien anda atufado con la festividad convencional ya puede elegir celebrar cualquier cosa, desde el solsticio de invierno hasta el nacimiento de Dionisos y participar, en lugar de la tradicional misa del gallo, en una buena bacanal de las que todos hablan y ninguno conoce. Al fin y al cabo, el de las hojas de yedra era muy dado a que se le hiciera la pelota con esas cosas, así que...nos vamos a los USA y la organizamos de forma legal, que allí la cosa de la religión está muy bien vista y vale cualquier cosa si se alega "mandato divino". Los hay que se meten el peyote con bendiciones mientras que otros, los de la marihuana terapéutica, pueden acabar en el trullo que ya se sabe que el cáncer da mucho vicio y se ceba con los hippies fumetas.

martes, 29 de noviembre de 2011

¡Tú la llevas!

¿Cuanta ciencia hace falta para comprobar lo obvio? El mundo cambia y nosotros preguntamos si son galgos o podencos.
Cuando éramos pequeños jugábamos a Tula gritando el famoso "tú la llevas" como si con el golpe de la mano pudiéramos transmitir una maldición mortal al portador de las obligaciones del juego. Ayer, en Durban, nuestros mayores inauguraban una nueva cumbre mundial del clima marcada por el mismo juego: jugar a Tula para ver qué país o que acción quedan malditas para siempre en los papeles, que ni se imaginan que lo que acuerden se vaya a llevar a la práctica.
He escrito varias veces que a estas alturas del juego la cosa no debería centrarse en discutir si el hombre tiene o no tiene la culpa, sino que deberíamos centrarnos en saber qué hacer cuando lleguen las consecuencias de lo que se puede observar a simple vista.
El retroceso de los glaciares dejará sin agua cuencas enteras de India y China amenazando a millones de seres con sequías y tierras estériles. Alguien se estará planteando vender grano más caro - es un hecho - y la posibilidad de reciclar petroleros para transportar agua dulce, que todo llegará, pero mi pregunta ahora es otra: ¿Quien la lleva?
De la misma manera que en el juego había que identificar al maldito, ahora deberíamos saber quién es el que va a tener que afrontar las consecuencias de la juerga y pagar la factura. Mi generación se irá de la casa común de puntillas y avergonzada por no haber sabido defender avances sociales y modelos de justicia, pero además, deberemos afrontar el juicio histórico de nuestra desidia a la hora de cuidar del planeta.
No contentos con llenar de mierda nuestra sociedad, hemos dejado el mundo convertido en un muladar infecto en el que el equilibrio se ha destruido. Como idiotas enloquecidos hemos jugado con las cosas que no hay que jugar y, sencillamente, la hemos cagado. ¿Quien la lleva? Fácil: nuestros hijos y nietos sabrán que la culpa es nuestra y no podremos ni decirles que hicimos lo que pudimos porque no hicimos nada. Una vergüenza más en nuestro completo historial.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Cuatro notas

Uno aprendía y el otro enseñaba.
Ahora, el que aprendió juega limpio.
Por aquello de no abusar de la lumbalgia, cuatro breves perdidos entre notas más largas. Las dos primeras sobre el Fair Play, la tercera de los tiempos y la cuarta de un posible modelo de mejor futuro.  Vamos con ellas:
1.- Bien por Alberto Ruiz Gallardón prologando, presentando, editando y elogiando desde su responsabilidad los Bandos de Enrique Tierno. Podríamos decir mucho sobre ellos, pero hoy me gustaría resaltar el gesto de un político que ha sabido elevarse sobre sus propias siglas para ensalzar la figura del otro. Bien y que cunda el ejemplo.
2º.- Pedro Martínez de la Rosa. Un deportista que ha conseguido lo casi imposible: que todo el mundo hable bien de él. Un diez para este hombre y un diez para McLaren y su elogiosa nota de despedida. Buena noticia.
3º.- Asumiendo que no es por desconocimiento de la realidad, bien por Rajoy y su control de los tiempos. Los mercados ya han demostrado que pasan de todo, así que me parece bien que Rajoy respete el tiempo de la política y no se deje comer la chepa por aquellos que luego le volverían la espalda. ¿Será verdad que la política tiene una oportunidad?
4º.- Un diez y todo mi apoyo a los pequeños fabricantes del Camembert de Normandía en su lucha con las grandes empresas, que traen leche de cualquier parte para hacer un queso que nada tiene que ver con la calidad del que ellos hacen. El nombre encierra muchas cosas, entre ellas una hierba, una raza de vacas, un rendimiento en grasa y un largo cúmulo de cualidades que se notan. Ojalá ganen la pelea y el queso industrial tenga un nombre y el que se hace como siempre se ah hecho, otro; que así podremos elegir mejor. Ya está bien de pagar más de lo que valen las cosas.
Pues eso, que lo breve...

sábado, 26 de noviembre de 2011

La última pedorreta

¿A quien ha indultado el gobierno, a Sáenz o al Santander?
Uno de los últimos consejos de ministros de la era Zapatero nos dejó, el viernes, un último testimonio del absurdo que domina los últimos meses de la legislatura: el indulto de Alfredo Sáez, cuestión que ha generad estupor hasta en el colectivo de jueces, poco dado a pedir explicaciones por los indultos concedidos. La condena de este señor es clara y dejaba probados hechos y cuestiones que son merecedores de condena, pero el Gobierno - y todos ellos son solidarios con el vergonzoso hecho - ha decidido que ese banquero, indigno, mentiroso, inmoral y muchas otras cosas más que implican la inhabilitación para ejercer como tal, sea indultado y no pague por su historial de delincuente.
Además de gratuito, este gesto es ofensivo en lo tiempos que corren. Es una tomadura de pelo a los que sufren las consecuencias de esta estafa financiera generada por banqueros que no hicieron de banqueros sino de gánsteres; es como echar sal en las abiertas heridas de una sociedad empobrecida que comprueba, una vez más, que unos son más iguales que otros y que si por casualidad a los jueces se les olvida que todavía hay clases, todavía queda un seguro, unos políticos inanes con capacidad y desvergüenza para limpiarle la cara a un delincuente de cuello blanco.
Zapatero y su gobierno han hecho bueno el escatológico dicho popular "para dos días que me quedan en convento, me cago dentro", lo que pasa es que esta vez, nos han echado a todos la mierda a la cara. Si no es por venganza a los votantes que lo hemos rechazado, la cosa no se entiende demasiado bien. Una más y esperemos que sea la última.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Aspirinas contra la libertad

Un sacerdote no puede formar parte de un comité médico de la Seguridad Social.
Antes de marcharme a la celebración de la noche del Thanks Giving Day americano, una pequeña y ligera reflexión sobre la libertad de elegir el momento y al forma de hacer mutis ahora que lo religioso amenaza con volver a anegar nuestras vidas, tanto públicas como privadas. Van a cargar contra todo lo que huela a libertad y hay una parcela de libertad ante la que soy especialmente sensible y que quiero defender a ultranza: la libertad para morir como y cuando se quiera y además, hacerlo de forma legal y asistida sin necesidad de montar tremendos espectáculos sangrientos.
Por supuesto que todos somos libres de pegarnos un tiro o colgarnos de cualquier altura, pero eso no es lo que ahora comento. Lo que quiero es llamar la atención hacia casos extremos que necesitan -físicamente- ayuda para llevar a cabo los actos que se desean y que el cuerpo no puede llevar a cabo. Esa condena, y otras en las que la persona decide poner fin a su vida por las razones que sean, es infame, atroz y espeluznante y debería poderse eludir mediante un acto regulado de forma legal que ampare las actuaciones de aquellos que pueden y quieren ayudar a ejecutar una decisión libremente adoptada.
La Comunidad de Madrid es un lugar especialmente hostil para este tipo de actos y mantiene ciertas figuras inexplicables en los comités de ética médica dando lugar a situaciones como la vivida en la persecución al Dr. Montes o que la praxis médica deba contar con las bendiciones de un sacerdote miembro de esos comités. Es decir, que si alguna vez yo, como ateo convencido, tengo que ser ingresado, la ética de las actuaciones médicas las va a juzgar un cura al que no dejaré entrar en mi habitación. ¿Y por qué un cura y no un Rabino o un Imám a los que también rechazo de forma absoluta? ¿Por qué motivo se considera que un sacerdote está más capacitado que esas otras figuras para juzgar materias que desconoce? ¿Es mejor una moral que otra?
Por favor: fuera esas figuras de los hospitales públicos y hagamos caso al artículo 16 de la Constitución que dice que ninguna religión forma parte del estado. Digo yo que si eso es así, menos todavía debería formar parte de la Administración sanitaria, que si es algo, es parte del estado hasta que el PP la privatice del todo; que en ello está.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

La penosa realidad de Invictus

Efectivamente: con él todo es posible, incluido el desastre más absoluto.
Para que mis amigos del PP y de la derecha no digan que no reparto en todas direcciones, hoy me voy a centrar en poner verde a un personaje que, desde mi punto de vista, sería patético si no fuera por su capacidad para contaminar y hacer daño. Me refiero a Tomás Gómez, alias el Invictus, el mismo que tuvo la petulancia, el descaro y la osadía de intitularse como tal en las enormes pancartas que puso en la fachada de la FSM de Madrid.
El ex alcalde de Parla se ha creído que todo el monte es orégano y ensoberbecido por su victoria frente al aparato del partido ahora amenaza con montar un tiberio de los de toma pan y moja. El Sr. Gómez se ha olvidado de que algún día empató algo y sus últimos resultados son dignos de una dimisión honrosa y un digno mutis por el foro. Simplemente, Espe y sus chicos lo han corrido a gorrazos y lo han sacado a pelotazos del campo.
Cualquiera que después de protagonizar tanto desastre quiera hacer más daño debe ser calificado de cáncer, lacra, rémora, bichejo y necio, que al final es lo que este señor nos demuestra ser elección tras elección. A casita y no molestes, rico.

martes, 22 de noviembre de 2011

Solos, menos y fuertes

Divertidísima versión de la canción resistiré.

Los valores, ideas, criterios y acciones que defiendo no están de moda. Muchos son los que como yo se encuentran solos buscando apoyo, grupo, fortaleza y no la van a encontrar: nos hemos quedado solos frente a una marea que cree que ha vencido y que ya nada podrá parar la involución y el retroceso hacia la vida impuesta; hacia la uniformidad, hacia la falta de opciones y de libertad.
Quieren que vuelvan los jueves de corpus y los colectivos más radicales ya andan pidiendo que el nuevo gobierno recorra al galope el camino de retorno. Pedían en la calle la retirada de la ley del aborto; piden la invalidez de los matrimonios homosexuales; quieren crucifijos en las aulas y que ese dios impuesto y feroz vuelva a tener presencia en el estado.
El cardenal Bertone dice que hay una corriente en Europa que quiere expulsar a dios de la sociedad como si eso fuera malo: son ellos los mentirosos, los que llevan siglos imponiendo una mentira a sangre y fuego. Son ellos los que quieren que todos aceptemos la imposición de sus dogmas, de sus absurdos, de sus escenificaciones, de su poder y que asumamos un absurdo como si eso fuera bueno.
España ha iniciado un periodo en el que los que pensamos cosas parecidas a las que acabo de decir estaremos en minoría y seremos señalados, como siempre, por aquellos que se sienten bien en esos modelos de sociedad. Volveremos a estar en las cunetas, pero no debemos pensar que eso nos quita la razón. El número da poder y permite gobernar con absoluta y total legitimidad, pero ni da ni otorga la razón.
Los que ahora quieren imponer la religión se olvidan de que ninguna religión, en España, puede formar parte del aparato del estado y que eso es algo que debemos recordar sabiendo que los otros dirán que tienen derecho a confundir, a mezclar, a imponer.
Solos y fuertes para demostrar, con nuestros actos y comportamientos, que no hay superioridad de la religión sobre la ética; de la mentira de una espiritualidad impuesta y ritualizada sobre la moral individual de los que creemos en la necesidad de respetar y actuar con justicia sin otra recompensa que una humanidad más justa, más evolucionada y mejor.
Solos y fuertes, que hará mucha falta: nos van a dar hasta en el cielo de la boca si es que nos dejamos dar.

lunes, 21 de noviembre de 2011

El día del fair play

No tiene nada que ver con las elecciones, pero como la canción me gusta mucho, pues la pongo, hala.

Hoy he dedicado mi día a un sincero y genuino ejercicio de juego limpio felicitando conocidos de los que se su inclinación por la derecha. Es curioso, pero todos iniciaban la charla comedidos y con timidez, pero al cabo de un rato, cuando yo les decía que era lógico y normal que estuvieran contentos, ya se relajaban y admitían su alegría. Lo normal, digo yo, que para eso han ganado.
Ya llegará el día de poder mirar cifras y comparar, pero hay mucho de cálculo matemático y ley D´Ont en el nuevo plano político, lo cual no cambia nada, solo aporta visiones curiosas. El PP, que ha vapuleado al PSOE dándole un palizón de los de toma pana y moja, ha conseguido ese enorme triunfo con tan solo 593.405 votos más que en las últimas elecciones. Vamos, que los que estaban siguen estando pero nuevos, pocos; incluso demasiado pocos. ¿De dónde salen, entonces, 32 diputados más? Pues del enorme galletazo del PSOE, que se ah convertido en cantera de todos los triunfos restantes al perder la friolera de más de cuatro millones de votos. Concretamente, 4.285.319, que son un porrón de ellos. Conclusión: la derecha forma y la izquierda no acaba de dejarse seducir por el PP aunque, como es el caso, quiera castigar al PSOE y mandarle un claro mensaje de "ponte las pilas, que no nos gustas".
Y poco más, aunque para terminar este día del juego limpio, dos anotaciones:
La primera para el Sr. Rajoy: es miserable recordar públicamente la necesidad del ya ofrecido "traspaso de poder limpio" cuando el Sr. Aznar, en uno de los actos más sucios, miserables y rastreros de la historia democrática de este país, se gastó 12.00 eurazos en dejar los discos duros de todos los sistemas informáticos de La Moncloa como un solar: limpios del todo en un trabajo encargado y pagado con nuestros impuestos. Como siempre ha demostrado el interfecto, muy propio de su condición moral.
Segundo: yo sí voy a dar cien días de silencio y espera para ver que pasa y tener paciencia; justo esa que no tienen los suyos para reclamar de todo y nada especialmente bueno. Cada vez tengo más claro que, casi seguro, se va entender mejor con los otros, con los "rojeras" sensatos y capaces de dialogar y negociar,  que con los suyos, que van de un "pasao" que asusta.

domingo, 20 de noviembre de 2011

El viajero del tiempo

Drácula, viajero del tiempo

El viajero del tiempo

 A través de vidas y de tiempos,
luchando contra la oscura fuerza de la muerte
navego los océanos oscuros;
océanos de tiempo que corren desbocados
separando los recuerdos y borrando realidades. 

Navego por oscuros océanos de tiempo
en pos de un sueño, de un signo, de una vida.
Navego tras el leve recuerdo de una huella,
el leve aroma de sus pasos sobre el tiempo. 

¿Qué queda de nuestra vida tras el tiempo?
La pista de un olor, de aquellos pasos,
apenas un sabor, aquél olor, aquella piel.
¿Cómo seguir una luz en la mirada, una caricia?
¿Qué mapa dibuja una sonrisa o una mañana? 

Volver del tiempo hacia los brazos tendidos
de otro recuerdo perdido, de un encuentro,
de una deuda, de una promesa soñada. 

Viajero en la tormenta del tiempo
recorro las corrientes oscuras de la muerte
iluminadas apenas por la memoria de sus ojos. 

Y pienso en volver y paseo feliz en su alegría.
¿Es que piensa el recuerdo de la vida?
¿Acaso siente el dolor de la forzada ausencia?
¿Qué siente el viento de su fuerza?
¿Qué siente la muerte de su ausencia?
¿Cómo volver de los oscuros brazos del olvido
a la luz caliente del sol y de su cuerpo? 

Viajero soy en el perdido recuerdo de su tiempo
y mi vida y su tiempo y mi recuerdo
se olvidan y se evaden mezclados en lo oscuro. 

Viajo soñando la plácida calma de su melena dormida
mientras las olas del tiempo anegan mis recuerdos.

Quiero volver a ese destino perdido entre los sueños;
y ya mi recuerdo y su recuerdo forman velas
y empujan el barco negro que se eleva
sobre el oscuro recuerdo de mis vidas y mis muertes. 

¿Volveré a encontrar los apagados faros de su vida?
¿Volverán mis brazos a abrazar su ausencia entera?
¿Volverá la luz a romper la oscuridad y a iluminar mi viaje?
¿Venceré la distancia escondida en los océanos del tiempo?
Volver allí donde la luz se olvida de la nada,
volver a ser cuerpo y materia enamorada,
volver a ser sueño y luces de Granada:
volver a ser verde y agua y luz enamorada.

Esta entrada está inspirada en una frase de la película Drácula de Bram Stocker: "he cruzado océanos de tiempo para encontrarte..."

sábado, 19 de noviembre de 2011

El deseo como maldición

¿Puede el hombre eliminar el deso  como vía para alcanzar la felicidad?
Una parte de las enseñanzas de Buda parecen centrarse en la eliminación del deseo como fuente constante de frustración e infelicidad, sabio consejo que nunca he podido seguir y sobre el que he pensado en muchas ocasiones. Desde la famosa frase del libro de Siddharta "se pensar, se ayunar y se esperar" le he dado bastantes vueltas a la idea del deseo como motor, barrera, obstáculo y motivación. Cada momento de la vida parece generar una serie de deseos que son coherentes con el entorno y con nuestra biología, pero también es cierto que los deseos permanecen y se prolongan más allá de lo que es viable.
Desear lo posible se considera bueno y llegamos a confundirlo con la motivación; desear lo que nos resulta imposible o inalcanzable es fuente de infelicidad, así que sería un hombre sabio aquél que pudiera discernirlos y planificar sus actos para alcanzar lograr los posibles y olvidarse de los imposibles. El otro día un amigo escribía en Facebook una frase que decía lo siguiente "Jamás podrás arrancar de tu cerebro lo que no hayas matado antes en tu corazón".
Al final, son muchas las ideas que vienen a decir lo mismo y que aconsejan aquello que al hombre le resulta más difícil: olvidarse de sus sueños y aceptar la realidad sin desear cambiarla o actuar sobre ella, pues sólo esa indiferencia nos permite ser de verdad libres y felices.
¿Podemos, de verdad, ser felices eliminando el deseo, la pasión y todas esas grandes emociones que nos mueven día a día? Debe ser verdad, pero yo confieso que sigo sufriendo entregado a esos deseos que jamás satisfaré. Cosas de la condición humana.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Los colores de una década

No es exactamente la época tratada, pero muchos de los de mi edad han viso esa Casa de Fieras tal cual aparece en el video

Por si alguien tiene curiosidad por conocer el dato, nací en el año de 1958, información necesaria a la hora de situar los siguientes comentarios en el justo momento histórico y evitar confusiones. La idea de poner color a una década parte de un comentario surgido en torno a la semanal comida de amigos y que se refería a los recuerdos acumulados en torno a la niñez del grupo (todos de la misma edad o muy similar): todo se basaba en grises, blancos y negros. La verdad es que todos hablábamos de lo mismo, con el neurótico matiz de uno que huye de cualquier maximalismo, incluido el de los colores y que le obligó a rechazar la expresión "una España en blanco y negro" por radical.
Lo curioso del caso es que al color se sumó la temperatura con el acuerdo general: frío. Es impresionante que tres personas a la vez recuerden su infancia en tonos de gris y marcada por un ambiente frío de cielos grises que se quedó grabado en nuestro recuerdo.
Y es que España, ahora que estamos en crisis, vivía en una enorme crisis que contagiaba todo y a todos. Nos movíamos en masas de escolares formados al ritmo de músicas extrañas que llegaban desde la megafonía y que dominaban los ruidos de un recreo con miles de voces. Las filas se deslizaban entre vientos fríos y orejas rojas expuestas al lanzamiento de pelotillas y zurdazos asesinos camino de unas aulas calentadas mediante la calefacción animal. Los que formábamos parte de grupos Scouts salíamos equipados con una ropa infame y unas botas de lona con impermeabilidad nula, de manera que el frío de unos pies mojados nos perseguía casi desde el primer minuto de la marcha. Eso por no hablar de sacos o tiendas de campaña cuya integridad rozaba lo milagroso.
Era la década de los 60, esa en la que el país se entregó a los tecnócratas del OPUS y al Seat 600, verdadera carraca de la que hoy, no sé bien la razón, algunos hablan maravillas. Se deben haber olvidado de su precio escandaloso, de sus averías y calentones y de otras maravillas como la correa del ventilador y las juntas de culata. Cosas del tiempo que parece mitigar los malos recuerdos y centrarse en lo que se pueda.
Bueno, pues a esos recuerdos de frío y de color, se fueron añadiendo las tediosas Semanas Santas, el recuerdo de oscuras confesiones y misas - no diré que negras por sus connotaciones, pero casi - eternas que había que paecer de forma obligatoria y cuya asistencia se demoraba hasta la más horrorosa: la del domingo a las siete de tarde, momento en el que se entregaba la cuchara y se rendía la plaza para entregarse a la plúmbea amonestación del pesado de turno .
En fin, que cada cual repase sus vivencias y los que encuentren colores en la década de los 60, que los disfruten, que nuestro grupo de amigos se lo envidiará oportunamente.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Notas sueltas

Otros lo niegan y yo no: soy imbécil
Lo reconozco: yo soy un imbécil. Sin matices, sin excusas, sin paños calientes. Lo soy de forma completa según lo que de mí dice el diccionario: Alelado, escaso de razón. Exactamente eso soy yo, un alelado que mira la realidad sin comprender y cuya razón no da para sobrevivir en un medio que no entiende. Y lo malo es que he tardado años en darme cuenta de mi propia realidad de imbécil completo y de lo flaco de mi razón, de manera que me he llevado enormes disgustos que, de haber tomado conciencia de mi realidad años atrás, me hubiera podido ahorrar sin más problema. ¿Les parece que exagero? Nada más lejos de la realidad, por desgracia.
Más hubiera yo querido ser inteligente y capaz, pero la naturaleza me ha dado flacos dones en el campo del entendimiento y debo, por fin, asumirlo con humildad y buen ánimo, pues por más que quiera ya no me es dado cambiar mi naturaleza y los años perdidos tratando de hacer valer mis pobres luces sobre la razón de los otros. Nada de mis actos y mis desempeños ha dado o concluido en logros o triunfos más allá de poder comer caliente, lo cual me hace digno de varias categorías mentales cuyas definiciones no acaban de cuadrar del todo. Podía haber elegido el calificativo de lerdo, tonto, pasmado y otros muchos, pero me he conformado con ese imbécil al que debo acostumbrarme para hacerle justica y no desmerecer a mis iguales.
Esa imbecilidad, esa falta de razón, me ha perseguido desde niño, época en la que el mundo me parecía absurdo en la misma proporción que me lo parece ahora. Jamás entendí nada y cuando, años después, mis hermanos y familiares confrontan sus recuerdos a los míos me asombra comprobar la enorme distancia que media entre su recordada felicidad y mi tedio; su adaptación y mi absoluta falta de integración. Lo diferente de sus valoraciones y las mías me hacen ver que, efectivamente, sigo siendo imbécil, sin remisión. De no mediar la enorme inteligencia de Ignatius J. Reilly, el grandioso protagonista de la Conjura de los Necios, mi vida podría haberse parecido a la suya gracias a la común imposibilidad de entender la lógica de una sociedad absurda cuyos premios y castigos nunca guardan relación con mi propia valoración de los mismos.
Sigo buscando notas sueltas por la habitación....

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Seis años por una vida

Aviso a los sensibles: es espantoso, pero sucede a diario con miles y miles de niñas.
Hay que parar esta tortura consentida.
La audiencia provincial de Teruel ha condenado al padre de una niña gambiana a la que se le practicó la ablación del clítoris a seis años de cárcel. La Audiencia estima que seis años es suficiente intercambio para compensar una vida de cercenada, un cuerpo inerte y una salvajada atroz. El género oscuro sigue en la sumisión y en el desprecio una vida más, una nia más, un horror más.
El machismo que emana esta condena es espeluznante. A la madre, también implicada en el maltrato y la salvajada, le caen dos años por la aplicación de un eximente de "ignorancia", como si tal crueldad pudiera ser ignorada. ¿Se aplicaría la misma pena a la castración o a la emasculación de un varón? ¿Cómo se valora la sexualidad femenina en los tribunales españoles? Inexistente, simplemente.
El sexo de la mujer ha sido un arcano desconocido siempre y casi desconocido desde hace muy poquito, de manera que no aparece en las tablas de compensación; ni está presente en la vida cotidiana, ni está al mismo nivel de liberalidad en el trato y en la ejecución ni...ni tantas otras cosas. El hombre, y digo el hombre, no el ser humano, ha investigado como loco para arreglar los problemas de la disfunción eréctil y lo ha conseguido, que eso de demostrar una buena erección mola mucho, pero de la sexualidad femenina y sus carencias, patologías y problemas no se sabe un carajo, con perdón.
El estereotipo de la menopausia se concentra en el abanico de la pobre acalorada que no sabe cómo eludir esa tortura, pero del resto de sus consecuencias cero, y ojo, que ellas también son un poco culpables por "sufrirlo en silencio", como las hemorroides. La presión social, la vergüenza y la falta de terapeutas sensibilizados con el problema han conseguido que, una vez, la sexualidad y los problemas de la naturaleza femenina, habiten el rincón del silencio.
La mujer debe empezar a mandar mensajes claros y la sociedad debe escucharlos sin tardanza, además de mantener todo el peso de la ley sobre esos animales que se hacen llamar padres a los que habría que privar de la patria potestad por malos tratos. ¿O es que una vagina es menos que un brazo? Pues eso: ni una broma.

martes, 15 de noviembre de 2011

Buscando tema y en defensa de las lorzas de Terelu

Canción de los tiempos que añora Sánchez Dragó y que nos recuerda que "Democracia es que llamen a las 5 de la mañana y sea el lechero"


Anunciada mi dimisión de la campaña electoral, cansado de que se cumplan los vaticinios sobre la debilidad de cada uno de los países de la UE a los que los mercados cazan como los cazadores disparan a los patos: de atrás hacia delante y buscando temitas con los que inspirarme, he encontrado un par de ellos que a lo mejor tienen sustancia.
El primero -quién me lo iba a decir a mí- en defensa de Terelu, a la que están masacrando en función de sus lorzas o de su no desnudo. En la entrada del otro día yo usaba su nombre como bandera para llamar la atención sobre el hecho de que a un desnudo, fuera cual fuera, tuviera la previsible repercusión que se le preveía al suyo y que oscurecería los comentarios sobre la campaña electoral. Podía ser ella o cualquier otra perteneciente a ese extraño círculo del "famoseo", que hay varias candidatas a tener el mismo tratamiento de impacto social.
Dicho esto, juro que soy un apasionado forofo de las chicas de cuarenta, que me parece fenomenal que enseñen lo que quieran enseñar en el estado en el que se encuentre, que ya está bien de ataques machistas a toda aquella que se atreva a lucir chichas, canas o un culo que se aloje más allá de la talla 36. Es más: hace años que aseguro que si hay algo peligroso es una mujer en la cuarentena con la cabeza en su sitio y que sabe lo que quiere. Pocas cosas con más capacidad de seducción: un verdadero peligro. Dicho lo cual, juro que me importa un bledo, que lo del "photoshop" estaba cantado y que si la chica ha querido lucir epidermis y llevarse una pastita, me parece genial, pues no faltaba más. Ya lo he dicho, así que chicas: a ponerse el mundo por montera y al que no le guste, que no mire, que es vuestro cuerpo y cada arruga es vida que poder contar y juergas que recordar.
El segundo, breve y escueto, trata sobre las declaraciones de Sánchez Dragó, loco por promocionar su libro y que, como las moscas, vuela de mierda n mierda. La joya de hoy nos asegura que "Era más libre con Franco". Eso es posible, pero lo que es imposible es que entonces fuera más gilipollas que ahora. ¡Qué suplicio de hombre, por favor!

lunes, 14 de noviembre de 2011

9 años después

Foto de satélite en la que s epuede ver la errática trayectoria del Prestige durante la crisis. Luego Cascos y Rajoy dirían que
"estaba todo calculado"
Leo en El Mundo que el juzgado de Corcubión ha terminado con los 190 tomos de la instrucción del caso Prestige y que empieza el baile para determinar las fechas del juicio oral. Como siempre, los tiros y las collejas acabarán cayendo en las cabezas de los menos culpables: el director de la marina mercante y el capitán, cuya frustración debe ser de las que hacen época.
El primero debe ya saber lo que le espera a la vista del ejemplar comportamiento de Trillo en el caso Yak 42, dejando a sus subordinados listos para el tiro de gracia y sin el más mínimo apoyo o cobertura. Cascos, hoy presidente del Principado, se guardará muy mucho de reconocer que las órdenes fueron suyas; que estaba encantado cuando consiguió alejar al barco de las costas gallegas y pudo decir aquello de "el problema lo tienen los portugueses", avance del concepto de la responsabilidad que puede lucir el caballero ante el tribunal si es que es llamado a declarar.
En cuanto a Rajoy, ni sabía entonces ni contestará ahora a pesar de haberse responsabilizado del llamado "comité de crisis" que nos dejó pegados al techo al saber que la cosa "era poco más o menos una cuestión de cuatro hilillos como de plastilina" pero que nada de preocuparse, por favor. De Aznar, que jamás se dignó ver el estado de las costas, mejor no hablar.
Si alguien sigue diciendo que la política es desagradecida, que recuerde este caso: Aznar colocadísimo de consejero del editor que consiguió degradar el periodismo usando métodos criminales; Cascos presidente del Principado y Rajoy a las puertas de ser Presidente del Gobierno tras el 20 N.
Del segundo, el pobre Apostolos Mansouras, que debió vivir aquellos días en un estado de alucinada perplejidad intentando salvar su barco y meterlo en algún sitio donde descargar sus bodegas, poco que decir: te van a laminar, compañero, que ni tu armador ni las compañías de seguros dan un euro por tu cabeza.
En resumen y con todo respeto: ¡manda cojones!

domingo, 13 de noviembre de 2011

Un acebo entre las nubes

Acebos en el alto.
Caminando por la antigua y olvidada carretera de la República, en el tramo que discurre entre la antigua calzada romana de las dehesas de Cercedilla y la Fuenfría, el paisaje deja ver lejanos horizontes de grandeza y esplendor que fueron visitados por nombres ilustres: el mirador de los Poetas llamado así en honor a Luis Rosales y Vicente Aleixandre; una estructura de piedras que forman un reloj de sol dedicado a Camilo José Cela y otros muchos rincones escondidos anónimos y humildes en los que los ojos pueden descansar soñando otros mundos posibles.
Uno de ellos, hoy perdido entre las nubes que corrían bajas por debajo de la cima del Collado Ventoso y el paso de la Fuenfría, es un rincón apacible de penumbra húmeda en el que es fácil imaginar sueños místicos de Druidas y santuarios consagrados a las ninfas del regato que discurre a los pies de inmensos acebos enraizados entre peñas vestidas de musgo y agua que corre.
No es grande, ni siquiera es un paraje bautizado, pero tiene magia; algo que nos conecta a los orígenes de oráculos en los que la tierra dejaba que el hombre sintiera su poder y la vida que albergaba en su interior. Son acebos altos, espesos, frondosos y sanos-, arbolitos al lado de los altos pinos de la sierra- pero son preciosos. Hoy se les veía flotando entre las nubes, perdida su silueta gracias al rápido correr de la niebla, con el valle al fondo apenas adivinado.
Hoy hemos paseado entre las antiguas peñas de granito que hacen equilibrios unas encima de las otras como si de acróbatas circenses se tratara, peñas quietas y tranquilas vestidas de verde y abrigadas por raíces antiguas de robles, pinos y acebos en busca del agua profunda que discurre más abajo y al lado y por encima.
Hoy nos hemos encontrado con una mañana de otoño tardío que nos recordaba que el invierno ha de llegar y que la naturaleza se regenera con verdes nuevos y con olores de siempre que nos parecen nuevos cuando la humedad de las lluvias que llegan nos los traen cabalgando sobre las nubes que vuelan bajo.
Hoy la ruta nos ha sorprendido con el frío, con un viento fuerte y con acebos enraizados en las nubes que demostraban sus ganas de llegar tan alto como llegaron las esperanzas de todos aquellos hombres que buscaron, en la umbría, un lugar en el que buscar respuestas que jamás llegaron.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Terelu en bolas

Podemos echar a correr o entregarnos al desastre: Terelu Campos en bolas en Interviú.
Es un hecho: esto se hunde. Pasado mañana, lunes, Terelu Campos lucirá sus domingas y el resto de la epidermis en las páginas de Interviu. El país se hunde y si la crisis justifica semejantes excesos es que ya no hay esperanza.
Colgados de las protuberancias de su generosa anatomía, corta en altura y de larguísimo contorno, viviremos la última semana de campaña hablando de chichas, peras y "photo-shop", algo que no acabo de decidir si es algo de agradecer o es para echarse a llorar.
Perdidos entre los procesos de Blanco y Urdangarín; la grosería de los gastos de campaña con aviones incluidos; la estulticia de los mensajes, la imposición de gobiernos y dimisiones por parte de los especuladores, los bancos y sus privilegios; creo que lo mejor que podemos hacer es entregar nuestros cuerpos a la orgía de la carne, el desenfreno y la pasión, incluidas misas negras.
Decían nuestros abuelos que "dentro de cien años todos calvos" y que "lo que se han de comer los gusanos, que lo vean los cristianos", así que cuando veáis que la anatomía de Terelu rebosa las páginas del Interviú en los quioscos del lunes, pensar que vivimos en el país que vivimos, que la chica tiene derecho a participar de la economía de mercado y convertirse en la prueba viviente de que si los mercados nos venden semejante esperpento en la campaña, que no harán una vez concluida la votación del 20 y hayan ganado. Para echar a correr.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Precioso

No podía dejar de poner este video: es de las cosas más bonitas que he visto en mi vida, de verdad. Garrett McNamara se llama el angelito que ha vivido miles de vidas en apenas dos minutos.

El advenimiento del IV Reich

Llega el IV Reich marcado por la esclavitud económica de las masas.
Tomo la denominación prestada de los comentarios de Paloma Álvarez en Twitter que asegura que la democracia ha muerto y ha llegado el IV Reich: los mercados. La idea es muy atractiva y pone de manifiesto algo que de lo que ya había hablado en estas entradas y que hace referencia a la carencia de alternativas. Al igual que en las dictaduras, se nos está bombardeando con la idea de que sólo hay un camino, una salida, una salvación que nos llega a través de la claudicación frente a...¿los mercados? ¿Y qué significa eso? ¿Alguien conoce a ese individuo? Si queremos matarlo, ¿a quién matamos? Si queremos amarlo ¿a quién reverenciamos? ¿Al dinero?
Nos enfrentamos a un ente fantasmal y escurridizo; a una multiforme sombra que acaba por conformar un enemigo monstruoso cuya vida se ha enredado en nuestras vidas y no podemos acabar con él sin acabar también con nosotros mismos. Es un enemigo infeccioso cuya corrupción hace que no podemos amputarnos el miembro enfermo: deberíamos poder prescindir del corazón para poder acabar con el dinero.
Como a los glotones que sucumben a la ingesta por la ingesta, el dinero se ha adueñado de nuestra voluntad colectiva y ha parasitado el cerebro social para que no veamos otra opción. Somos como esos caracoles infectados por el parásito que les obliga a exponerse y convierte a sus cuernos en un jugoso gusano palpitante que atrae al pájaro en que completar el ciclo de su vida.
Estos mercados, entes informes que han cambiado la industria, la creación de riqueza y el trabajo por la especulación asesina, son parásitos, entes deleznables que deberíamos poder erradicar de nuestro cuerpo social sin cortarnos la cabeza en un acto suicida.
Estos mercados se han convertido en el dictador fantasma, en ese IV Reich que, por intangible, todavía no somos capaces de aislar y exterminar. Debemos luchar y encontrar la cura que abra la puerta de la libertad y derrocar al IV Reich: nos va el futuro en la lucha, ni más ni menos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Dos más dos suelen ser cuatro

Los chicos del video están como cabras, pero si alguien prefiere ese cuelgue a la simple lógica, que lo vea, que es de traca
Irán lleva años dando justificación y excusa a sus mejores enemigos para que les tiren unas cuantas bombas a la cabeza, tanto por las cuestiones atómicas como por las cuestiones religiosas, esas que les hacen odiarse tan cordialmente con los judíos sin pararse a pensar en lo sencillo que es argumentar que "no podemos dejar en manos tan peligrosas las importantes reservas de petróleo del país: amenaza a la estabilidad mundial.
Hace semanas que uno se viene barruntando que esto acaba a bofetadas y bofetadas de las gordas y los números se confabulan para darme la razón. Veamos: La última vez que miré la estadística, hace un año más o menos, la media de barriles consumidos por habitante en la India y en China era, creo recordar, de 4,5 barriles por año. Los países del primer mundo consumimos -todavía estamos en ese privilegiado lugar - una media de 16 barriles por cabeza.
¿Qué quiere decir eso? Que el volumen de negocio generado por el crecimiento de consumo en esos dos países (con esos dos la cosa ya se justifica de sobra) es de tal magnitud que los "dueños de la cosa" no van a dejar que esos miles de millones de barriles los vendan unos desharrapados medio enloquecidos que lapidan adúlteras los viernes y además, quieren borrar del mapa a nuestros amigos judíos. Es verdad que los amigos son "pesaos" como una vaca en brazos, pero eso no se cuestiona: son amigos.
El negocio de los próximos años es mareante: diez barriles más al año para cada uno de los 3000 mil millones de personas a unos 100 $ de media por barril son, exactamente, 30.000.000.000.000 de $ que en billones españoles es lo mismo que 30 Billones de US$ si es que no se me ha escapado algún cero en el Excel.
Es decir, sumamos un negociazo de bigote para nuestros amigos; unos cuantos miles de millones más que nos gastamos en armas para mover la economía; unos cuantos miles de soldaditos destacados por esas tierras de Dios y la economía mejora sustancialmente para ayudarnos a salir de este marasmo.
Si además, hacemos un poco de caso a África y movemos bien las piezas para empezar a facturar en condiciones por el futuro negocio del agua, que está al caer, y lo unimos a todo lo que hay que vender para proteger ese mismo negocio, la suma final es que por arte de magia el panorama mejora sustancialmente.
Falta un empujoncito más que nos libere de unos cuantos europeos que sobran y la cosa estará más cuadrada. ¿Van unas cañas?

martes, 8 de noviembre de 2011

El género oscuro: el alma de Rea

Rea, encarnación de la fertilidad, la regeneración y la vida.
Hoy jubilada.

Segunda entrega de las que quiero dedicar a repasar el lamentable espacio que ocupa la mujer en nuestro mundo sin que nada pueda justificar el desastre. Hoy le toca el turno al papel de la mujer en la religión, y digo religión así, en bruto, al peso, en general, porque si bien nuestra cultura está más acostumbrada a las religiones monoteístas surgidas en el oriente medio, la cosa es igual de lamentable se mire donde se mire.
Como no hay que mirar la paja en el ojo ajena despreciando la viga en el nuestro y la cosa va de religión, veamos lo que dice Susa a propósito de la mujer en unas declaraciones de hace nada: "El papa Benedicto XVI denunció hoy la "discriminación sexual" de las mujeres y afirmó que "ha llegado el momento de parar enérgicamente" la prostitución y la vasta difusión de material erótico y pornográfico por internet." Ese campeón del desprecio por la mujer nos da una visión muy clara delo que podemos encontrar en todas las demás religiones: La mujer es, exclusivamente, una fuente de constante perturbación para el normal discurrir de la sexualidad del hombre. En el cristianismo y en todas partes el papel d ela mujer se asocia, exclusivamente, al sexo. En este caso, la cosa derrapa de forma bienintencionada, pero rezuma sexismo a espuertas.
El Papa ha arrinconado a la mujer a tareas subordinadas en el seno de la iglesia (recordemos la secuencia de la limpieza del altar recién consagrado a cargo de las monjas, que fue espectacular) y las demás no van mucho más allá. La llamada a la dignidad de la mujer se restringe a la prostitución y a la pornografía, pero no dice nada de los cambios necesarios  para que la mujer deje de estar explotada como bestia de carga, paridora de hijos, receptora de malos tratos y vejaciones -recomendados por algunos ulemas del  Islam - sujeto pasivo de los deseos masculinos (mujer, en la cama yace de espaldas y piensa en España, se llegó a decir) y...¿seguimos varios días más?
La mujer tiene alma desde hace dos días, más o menos, pero que en la India se siguen arrojando viudas a las piras de los maridos; en Afganistán, lo siento: no tengo sitio para todas las burradas de los talibanes, en África mejor no asomar la gaita y en Iberoamérica son menos importantes que el chancho del ranchito.
Y la cuestión es que parece que no siempre ha sido igual, que hubo un tiempo en el que las religiones reservaban a la mujer y al poder generador de la hembra y la tierra, un papel muy importante: Gea, Kubale, Ceres, Rea y muchas más personificaciones de la fecundidad fueron adoradas como sustentadoras de vida, así que la cosa del desprecio a la mujer ha sido más o menos reciente.
Hay que erradicar esa nefasta idea de que la mujer es inferior, raíz de todos estos males junto al papel otorgado al sexo y a la transmisión genética como responsabilidad femenina. La mujer es mucho más y el mismo Quevedo avisaba del absurdo hecho de depositar "nuestra honra junto al culo de las mujeres". Mal sitio para andar enredando ¿a que si?. Pues nada chicas, a seguir luchando, que queda mucho.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Del 7 al 21 y voto porque me toca

Puede parecer que todo está  perdido, pero hubo un tiempo en el que las canciones movieron esperanzas en la noche.
No nos olvidemos de su fuerza.
Lo voy a dejar claro para que nadie se pregunte por las razones de mi próximo silencio político, lo dejo dicho y así podré dedicar tres semanas a hablar de lo que realmente me apetezca sin que nadie me lo de pensadito: mi voto será para Equo y en las tres próximas semanas intentaré abstraerme de:
1º.- El lío de Pepiño Blanco, personaje del que sólo cabe esperar lo peor.
2º.- Del lío de Urdangarín, que amenaza culebrón de los extraordinarios.
3º.- De la cohorte de adoradores de Rajoy, que si ya es bastante duro de digerir, lo de Soraya, Espe, Ana Mato y sus aficiones fuera del Jaguar, Pons y sus vomitivos escritos pseudointimistas, Cospedal como heredera del catalán en la intimidad es para suicidarse con la detallada lectura de las obras completas de Sostres.
4º.- Del desfile de comparsas del PSOE destapando el tarro de las esencias hablando de ETA.
5º.- De Arturo Fernández y demás golpistas pidiendo a gritos la instauración de la pena de muerte para los sindicalistas, rojos y desafectos al régimen, que ahora es el momento de darle caña a los rojos.
6º.- Del debate de hoy a las 22 horas, del que sólo espero el naufragio de Rajoy haciende de gallego y a Rubalcaba diciendo que no podrá hacer lo que tuvo ocasión de hacer y le vino mal.
7º.- De todos los que en la campaña nos intentarán desvelar las bondades del centrista Rajoy para que no haya acojone del personal y que asaltado el poder, dirán que "no había más remedio, estaba todo peor de lo que pensábamos".
8º.- De la mala baba de contertulios, periodistas golpistas y golfos "aplauididores" de uno y otro lado en diarios, teles y radios.
9º.- De los desconsolados llantos de los que no saben sufrir en silencio y gimen en alto adelantando las consecuencias de la "legislatura militar" que se nos viene encima.
10º.- De los que claman por no ir a votar sin darse cuenta de que esa abstención adelanta posiciones para golpista, populistas y demás gentes de mal vivir.
¿Queda claro? Pues eso, a mirar hacia Irán, hacia la que se está liando en África sin que le hagamos caso y a ver si me salen cuentecitos de esos que no se meten con nadie y hacen pensar en cosas propias del hombre y sus afanes.
Suerte, compañeros y ya sabéis: a buscar una estrategia que os permita llegar vivo y sanos hasta el 21 y...¡más allá! (Si es que hay más allá)