Bienvenido a mi blog.

Por favor, participa, deja tu comentario y marca si te ha gustado o no.
Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

lunes, 31 de octubre de 2011

De la estación oscura



Samhaim, celebra su noche.


Hoy celebramos la antiquísima noche de Samhain; la noche en la que comienza la época oscura acabada la cosecha del otoño; la noche en la que la división entre el mundo de los vivos y los espíritus se hace estrecha y permeable; la noche en la que el hombre se pregunta si el sol volverá a calentar la tierra o si su marcha será permanente.
Hoy el sol se aleja y desde ese miedo primigenio del hombre se construyó el conocimiento del mundo, la filosofía y la física: quisimos saber si el sol volvería, si la lluvia llenaría otra vez los estanques y los ríos; quisimos y pudimos, pero el conocimiento generó poder y ese poder descubrió que era fácil mentir y presentar los hechos como algo mágico que sólo los iniciados conocían y podían convertir en realidad. Los que supieron de los caminos de sol y de los ciclos inventaron a dios para convertirse en poderosos y amedrentar a los ignorantes con su conocimiento: "Sólo nosotros sabemos de los ritos que harán volver que el sol caliente la tierra nuevamente para producir frutos y nuevas cosechas".
A ver quién era el guapo que le llevaba la contraria al empollón de esta clase, que una cosa es llamar gafotas y listillo a alguien en los tiempos que corren y otra, muy distinta, decirle al brujo que ni hablar de compartir el bisonte; que si él quiere hacer vago todo el día y poner marquitas en las paredes para ver por dónde sale el sol, que se coma las marquitas, que estos bichos tienen muy mala leche y el que se juega los mondongos es el menda. Complicada situación que es difícil imaginar: más sencillo llevarse bien con lo que no se conoce.
Hoy, cuando está a punto de llegar la noche en la que nos acordamos de los muertos, pienso en cómo los españoles hemos sido capaces de perdonar décadas de represión, de dictadura, de muertos y palizas en la transición y lo en complicado que se nos hace ahora conseguir cerrar la herida del terrorismo de ETA. No tengo la receta y ya he dicho que prefiero no saber nada, pero me pregunto e intento analizar las causas de que haya tanta diferencia entre uno y otro momento. El tiempo no lo es todo, que Franco firmó las últimas penas de muerte en Septiembre de 1975 y el primero de Octubre Arias consigue llenar, otra vez ,la Plaza de Oriente para rechazar las presiones internacionales en la última vergüenza del régimen. Nunca más volveríamos a ver vivo al dictador, fue su último escarnio.
Hoy, cuando la noche haga que los mundos de los vivos y los muertos estén más cerca que nunca, preguntemos a los muertos y a lo mejor ellos, ajenos a las pulsiones de los vivos, nos den la calve para olvidar como ellos se olvidaron de nosotros en su sueño.
Requiescat in pace.

domingo, 30 de octubre de 2011

Dos zapatos

Ovejas en los prados de Tielve


Tonín "el de los altos" había crecido saltando peñas y triscando montes tras cabras y ovejas que formaban un rebaño hosco y poco acostumbrado a la mano del hombre. Más cimarrones que mansos, los animales tiraban "pa rriba" con una pasión que no se encontraba en otros apriscos de la zona de Bulnes. Tonín "el de los altos" debía su nombre a la tradición de la familia, que asignaba función de forma alternativa pasando de padres a hijos: cuando los hijos podían hacer frente por sí solos a los rigores de los altos pastos de los Picos de Europa, los padres quedaban abajo y cambiaban de apodo, pasando a ser llamados Tonín "el de los bajos" o Tonín "el mayor" si se trataba del abuelo.
Entre altos y bajos, la familia de los Tonines llevaba ya tres siglos por la zona y en sus genes se encontraban las piedras y los riscos, las nieves y los vientos en la misma proporción que otras esencias vitales, dibujando unas piernas de hierro y una pulmonada a prueba de tabaco de picadura y Farias, capaz de tumbar a una mula en las duras ascensiones a las cuevas del "quesu". La familia de los Tonines jamás, desde que se tiene memoria, había descendido de la línea marcada por Tielve, pueblo al que ellos consideraban, al contrario que el resto de los mortales, "el llano". Ni siquiera para hacer la antigua mili, ni la guerra civil que asoló la tierra: nada de los afanes del mundo subía tan alto como para alcanzar el rastro de los Tonines. Cualquiera que conozca esos paisajes se puede hacer idea del hábitat en el que esa estirpe había configurado su idea del mundo, tan particular como para denominar "llano" a un nido de águilas como es ese risco con nombre de pueblo.
Tonín "el de los altos" no conocía más humanidad que la formada por algunos montañeros a los que saludaba con gruñidos y los pocos tratantes con los que coincidía cuando su padre, el "de los llanos", se hacía acompañar para vender los quesos que curaban en las tres cuevas naturales a las que sólo su familia tenía el valor y la constancia de subir.
Tonín "el de los altos" llenaba sus abultados músculos de ganas de hembras soñadas y nunca vistas ni conocidas. Las posibilidades de encontrar una pareja dispuesta a aceptar las incomodidades y los riesgos de una vida perra pegada a las peñas eran nulas y él sabía que, algún día, esas ansias de desbordarse a sí mismo tendrían que dar lugar a una explosión cuyas consecuencias ignoraba, pero que se hacían seguras en cualquiera de los futuros que imaginaba.
Tonin "el de los altos" medía sus tiempos por quesadas y por parideras de la primavera; por nieves, vientos, nieblas y soles según fuera el mes en el que sus ovejas y sus cabras subían o bajaban de los prados más altos con el sol a los prados más bajos con las frías nieblas del tiempo del hielo. Tonín "el de los altos" no sabía de muchas cosas fuera de sus sudores; de la atención al lejano lobo que, sin acabar de llegar, siempre estaba presente en el recuerdo de generaciones y en la memoria del eco de las peñas que tantas persecuciones vivieron y que tanta muerte alimentaron: desde sus cimas los lobos despeñaban a las presas desesperadas que antes de morir a dentelladas se arrojaban de los altos en un último gesto de libertad. Despanzurradas a los pies de esas cortadas, los lobos comieron tranquilos muchas ovejas de los rebaños de los Tonines de antaño. Quizá por eso los apriscos de los Tonines eran más salvajes, más ariscos y más libres que otros y quizás por eso, los quesos de los Tonines mantenían sus aromas de hierbas altas sin pisar; fragancias lejanas de pastos no vistos ajenos a la siega del tractor o a las labores del heno que bajaba a llenar las tenadas de más abajo. Los Tonines segaban en verano y guardaban los henos de altura en la misma altura, en balas que en invierno se amontonaban de nieve hasta la mitad y que las bestias buscaban cuando los hocicos no llegaban a separar las nieves para comer.
Del humo de las hogueras prendidas en los chozos hacía Tonin "el de los altos" figuras de sueños corpóreos con los que alimentaba sus fantasías en los oscuros días de nieve y ventisca, cuando los rebaños quedaban guarecidos en los refugios de piedra junto a los que se levantaba el escueto chozo con tejado de pizarra; y la ventisca daba para imaginar mucho, sentir poco y pensar en otros paisajes y en otras cuestas más amables y con más contento para las hembras que tanta añoranza alimentaban.
Y un verano de sol bravío Tonín "el de los altos" notó que los diques se rompían, que su animalidad estallaba y que ya nada podría contener las ansias de cambiar, de sentir en la piel el calor de un aliento nuevo en lugar del arañazo del hielo o el zurriago del sol en las alturas. Y Tonín "el de los altos" olvidó tradiciones y nombres y bajó con el regato más allá de Tielve y aún más allá de Bulnes y Cabrales y el regato se hizo Cares y el Cares bajaba y se calmaba en los valles lejanos, allí donde los montes en los que había pasado su vida sólo eran una línea azulada contra el cielo. Y Tonín "el de los altos" se entregó, manso, a la corriente del Deva y por fin llegó hasta la ría de Tina y allí, después de oírlo de lejos, vio el mar por primera vez en su vida y se le vació el pecho de aire y las piernas, que tantas peñas subieron sin desfallecer, se hicieron agua y no supo de su cuerpo ni de su vida enfrentado a aquella inmensa planicie que le hacía imaginar los henos de altura movidos al viento.
Y Tonín "el de los altos" supo que debía ser pastor en esas llanuras de hierbas azules y grises; que los vientos de esos bajos moverían espumas en lugar de las nieblas de sus peñas y siguió andando por el Deva hasta escurrirse entre las dos peñas de la ría y desaparecer buscando las cabras de los llanos de agua y las ovejas de los pastos de algas. Y Tonín "el de los altos" descubrió montañas nuevas en las que la niebla no enfriaba los huesos y el sol no azotaba las espaldas en verano y sus ojos se llenaron de agua para descubrir nuevos verdes en los valles profundos del Cantábrico. Y allí, dejándose llevar por las corrientes, vive Tonín "el de los altos" pastoreando bonitos y juntando bocartes para que los marineros del norte puedan llenar sus bodegas entre Asturias y Cantabria sin tener que remontarse hasta las mareas del Gran Sol.
Y Tonín "el de los altos" se fue haciendo más agua y menos hueso hasta abandonar todo recuerdo de su vida pasada y sus recuerdos de la otra vida se fueron perdiendo llevados por mareas nuevas hasta que sus dos zapatos, que tanto monte habían andado, fueron a dar, lejanos, solos y separados por la distancia de un paso imposible, en la playa de San Lorenzo; allí donde llamaron mi atención para que yo escuchara su relato y pudiera escribir la historia de Tonín "el de los altos" tal y como me fue contada pos sus dos zapatos viejos.
Los dos zapatos abandonados en la paya de San Lorenzo antes de contarme su historia

Se ve mi sombra haciendo la foto: sólo dos zapatos en medio de la inmensa arena desierta.

sábado, 29 de octubre de 2011

El universo en 140 caracteres

Nuevos creadores aprenden a comunicar en un  medio acotado. ¿Una nueva literatura breve?
Desde que McLuhan pronunció su famosa sentencia de "el medio es el mensaje", la humanidad ha ido viendo la evolución de los esquemas de comunicación de una forma armónica con la evolución de los soportes de comunicación, televisión incluida, hasta que la consolidación de internet ha puesto todo patas arriba. Internet empieza a condicionar el mensaje y los procesos con él relacionados -generación, análisis, comprensión, recepción - de una forma radical; tan radical que ya hay teóricos del aprendizaje que vaticinan un intelecto diferente al de las generaciones pasadas basado en la realidad de internet y en sus condicionantes.
Como lo de las profecías se me da bastante mal, no entro en esa ficción fisiológica y me limito a constatar que hay pioneros y genios que empiezan a conseguir una efectividad comunicativa enorme adaptando sus discursos, llenos de fuerza, originalidad, creatividad y efectividad, a las limitadas posibilidades de las nuevas tecnologías.
No soy un experto usuario de Twitter, medio en el que me hice presente hace dos o tres meses, no más, pero ya he podido comprobar los principios darwinianos de adaptación y aptitud se mantienen vigentes con pujanza. Si alguien lo duda, que por favor se haga seguidor de una de estas nuevas reinas del ecosistema delimitado por los 140 caracteres: @twistedpalo.
Esta chica ha iniciado un sistema de comunicación basada en la fuerza de las ideas más fuertes; basa sus breves discursos en unas propuestas imperativas de cercanía y obviedad dirigidas a sus seguidores y a los que, como ellos, pueden captar la plenitud de sus ideas. Paloma es, supongo, una de varias; una entre los que exploran la fuerza y la capacidad de un nuevo medio apto sólo para aquellos que son capaces de resumir el universo del hombre en 140 caracteres cargados de solidaridad y de ideas, muchas ideas que pujan por vivir en un hábitat que muchos quieren reprimir. Tranquilos: no podrán. Hay muchas como @twistedpalo luchando para que eso no suceda. Suerte pioneros: el futuro es vuestro. Esperemos que seáis capaces de hacerlo mejor de lo que nosotros lo hicimos.

viernes, 28 de octubre de 2011

Nada que decir

Rajoy impone el silencio ante la prensa.
¿Una campaña sin prensa? ¿Que quiere esconder?
España se encamina a una campaña electoral lastrada por casi 5 millones, sí: cinco millonazos de parados y cuando más necesitamos saber lo que nuestros políticos tienen en la cabeza como solución a este auténtico espanto, Rajoy determina que, en su campaña, las ruedas de prensa no tienen cabida. Es una información que he oído en la TV y que busco sin éxito en la prensa, que la cosa es tan gorda, tan enorme; el desprecio a la ciudadanía es tan grande, que necesito confirmarlo y en internet hay varios enlaces que parecen confirmarlo. Confirmado el desastre, lamentablemente.
Esto no es nuevo y parece consolidar la tendencia marcada por el conjunto de "comparecencias sin preguntas", las sonoras ausencias, el desprecio por los ciudadanos y unos cuantos síntomas más de que esto está mal concebido, mal dirigido y mal ejecutado. La tendencia le viene a Rajoy - rey de los silencios - como anillo al dedo, pero el mal hace meses que se convirtió en epidemia gracias a ¿qué?: a la mansedumbre de los medios de comunicación.
¿Cómo es posible que los dueños de los medios consientan eso? ¿Cómo es posible que manden a un sólo periodista a cubrir esa idiotez? ¿Cómo es posible que les den un sólo segundo o mínimo espacio a los partidos que hacen eso? Por desvergüenza, porque se contentan con criticar al contrario cuando lo hace y silenciar los mismos hábitos en "los suyos", porque las asociaciones profesionales de prensa sólo sirven - con Urbaneja a la cabeza -para hacer el momio y llevárselo crudo largando discursos vacíos a los becarios explotados.
Señores de la prensa: menos coñas con el fútbol y más ponerles las pilas a los partidos para que se ajusten a los ritmos, usos y costumbres de las democracias occidentales. ¿Que el señor Rajoy o cualquier otro quiere una campaña sin atender a la prensa? Perfecto: esa campaña va a tener cobertura cero: ni una línea, ni un segundo de radio, ni una imagen de televisión y ni una pantalla de internet. Y todos a una, que la guerra es contra todos los medios y por derivación, contra todos nosotros. Y por si ellos no lo hacen, también lo podemos hacer nosotros: no se compra un diario que hable de esa campaña; no se escucha una radio ni se ve una TV que de información de esa campaña ni se visita un site; que también eso les dará idea de que si a los políticos les pedimos algo distinto, los medios que se han acomodado a recibir dádivas y dinero de los partidos, también nos tienen hasta las cejas. Y si hay dudas, que miren difusiones, ingresos por ventas etc, que los datos son para poner los pelos de punta.

jueves, 27 de octubre de 2011

Ruido

España genera ruido y eso es malo.
Demasiado ruido y nos perderemos el final.
Sin que nada haya pasado, sin que podamos decir que se ha hecho nada, ni en un sentido ni en otro; solamente ante la posibilidad de que pase, España se ha lanzado a la ceremonia del ruido, de las prisas y se entrega a una enorme ceremonia de confusión.
ETA se ha puesto en marcha: si, y conocemos el destino. ETA no ha hecho nada especial en cuanto a desarme, disolución y arrepentimiento, pero parece que se ha empezado a quitar la pereza de hacerlo más pronto que tarde. ETA no se va a fustigar públicamente arrodillada ante una sociedad a la que ha engañado, atemorizado y matado durante cincuenta años. ETA será fiel a esas construcciones lingüísticas farragosas y oscuras que acabaron por generar estudiosos capaces de hilar tan fino que los rastros de la verdad se perdían en la nada. Pero ETA acabará por hacer lo que todos, por fin, saben que tiene que hacer; aunque tardará.
Mucho ruido en el entorno abertzale y en el PNV, que no quiere perder la oportunidad de ser el muerto en el entierro, el niño en el bautizo y la cabeza del nacionalismo más separatista, no vaya a ser que estos recién llegados de Bildu y compañía les dejen, ahora que empieza lo bueno, arrumbados en un rincón sin "txapela" que llevarse al "torrao".
Y mucho, muchísimo ruido en el otro lado, el de las víctimas que se temen una desbandada de presos liberados y no sé cuantos desastres más. En su caso, y lo he dicho muchas veces, el apoyo, la solidaridad y la comprensión no deben traducirse en capacidad legislativa. Nunca la víctima debe ser juez en el proceso del reo, algo que todo el mundo entiende.
ETA se equivoca, creo, de medio a medio si piensa que esto va a ser Jauja y que los presos van a salir a la calle pasado mañana para que se les haga el Aurresku mientras el pueblo se echa a la calle al son del Txistu y el tamboril. Imagino, y sólo imagino por fortuna, que el Estado, PP, PSOE y algunos otros partidos sensatos, debatirán largo y tendido, actuarán con mimo y con cuidado y se pondrán de acuerdo en llevar la cosa de forma legal, discreta, sensata y eficaz.
Ya dije que no me gusta que ETA no se disuelva, pues su lejana presencia es sinónimo de amenaza y eso no se puede negar. La historia nos dice que el IRA tuvo su manojo de idiotas insensatos que pensaron que se traicionaba a no sé qué gaitas y en ETA puede haber - de los muy listos, inteligentes y cultivados no deben quedar muchos en la banda - otra tanda de animales que piensen que si el País Vasco no es independiente y abertzale mañana a las 8, lo de parar de matar es una engañifa y una mariconada. Ojo, que puede pasar y eso es lo que me da más miedo de la actual situación: que entre ruidos y prisas, los que tienen que andar su camino se echen atrás y la liemos.
¿Se me permite un consejo? Pues hacer caso al lema de la Guardia Civil: despacito y mala leche, que no nos ha ido muy mal y si empezamos a correr, la podemos liar. Las prisas para los delincuentes y para los toreros malos, que así, con tanto ruido, como dice Sabina, corremos el riesgo de no oír el final.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Aznar tiene razón...y ese es el problema

Aznar y sus amigos neocons nos hacen la peineta:
saben que no hay enemigo.
Mientras en Bruselas Europa se la juega y los dados vuelan altos, Aznar pontifica desde FAES y sentencia que "Se podrá demonizar o intervenir, pero no hay sustituto al libre mercado" y efectivamente, tiene razón. Lo que pasa es que yo creo que eso es un problema, pues decir "libre mercado" es decir lo mismo -desde ese punto de vista ultraliberal- ancha es Castilla y el que tenga dinero y poder, que lo haga valer hasta el final; especulación, fraude de hipotecas y calificaciones incluidas.
El dinero es sinónimo de ambición y desmesura en los medios empleados para conseguirlo, de manera que hay que tenerlo controlado y muy vigilado para que no pase lo que ya ha pasado por falta de vigilancia. La estafa organizada con las hipotecas sub prime de las narices se está llevando por delante muchas cosas, incluido el sentido común y los principios de la convivencia entre naciones y personas.
Europa podría, debería ineludiblemente si hay que ser precisos, dar un ejemplo de coordinación y altura de miras acelerando los procesos de coordinación y control supranacionales con el fin de parar esta estupidez que a tantos enriquece. Es imposible que ese "libre mercado" de Aznar siga poniendo los indios (léase países) en fila para matarlos de uno en uno y a la vez, pretender que no pasa nada y que no hay que unirse para ser más fuertes. USA está mal, pero no hay huevos, con perdón, para especular contra la Reserva Federal, así que vamos a por Grecia, a por Portugal y así, poquito a poquito, primero nos forramos y luego compramos países a precio de derribo y ganga.
Aznar tiene razón- hay que ver- y ese es el problema: que no hay un modelo alternativo que funcione desde el poder y la gestión del estado como garante de que nadie hace el cabra; nadie se atreve a construir una Europa fuerte, seria, ejecutiva y con la suficiente agilidad como para partirle la cara a los matones financieros que abusan de los pequeños del patio del colegio.
Por una vez, y tenía que ser por algo tan dañino, Aznar tiene razón y así nos luce el pelo.

martes, 25 de octubre de 2011

Poco motivado

En vista de que hoy ando como tonto, os porpongo alegraros la tarde con un genio: Gila.Buenísimo
Me pongo a buscar y la cosa da para mucho y para muy poco. ¿De qué hablo? ¿De la asquerosidad del ser humano cuando se repite en la crueldad y reproduce el linchamiento morboso de Mussolini y Clara Petacci con el destrozo de Gadafi? Obvio que la cosa se zanja en dos palabras y no vale la pena insistir en la obviedad.
¿De los deseos de desgracia de la Espe? Tampoco, que una cosa es hacer sarcasmo con el ridículo en el que cae solita nuestra lideresa y otra, muy distinta, desear que se le reproduzca el cáncer; algo que, obviamente, debe ser condenado, rechazado y perseguido por las reglas del buen gusto y el decoro. Tampoco da para mucho.
¿Del IBI de Gallardón, experto en manejar velas sacras y negras con la misma displicencia y naturalidad? Hombre, eso de dorarle la píldora a Rouco con la JMJ y los descuentos y luego pedirle al Gobierno compensación por la exclusión del IBI de los santos lugares madrileños, es para nota, pero bueno, me da pereza cegarme con la cara dura del mengano.
¿De lo que está pasando con ETA y con lo que Mayor Oreja sigue ladrando? Más pereza todavía, por favor, que ya avisé que prefiero no saber nada de lo que pase a partir de ahora. De la mierda, necesaria mierda, que se encarguen los poceros del estado, que además de necesarios, los hay muy buenos.
Dicho lo cual, cierro el día esperando que mañana encuentre mejores motivaciones para escribir cosas amenas.

lunes, 24 de octubre de 2011

Me entran ganas de ser idiota

Con oír los 5 primeros minutos, es suficiente para pegarse al techo durante varios días, de verdad.Obligatorio.


Esteban González Pons dice que "no puede haber nadie tan idiota como para votar al PSOE". Esteban González Pons no se merece seguir en política ni un minuto más, que por crecido que se encuentre el personal del PP esas cosas no se dicen, niño. La democracia, aunque a este cursi decimonónico perpetrador de algo con pinta de libro que rezuma petulancia y ñoñería a raudales no le haya entrado en la cabeza, se construye a base de muchas cosas: formas, respeto por las ideas contrarias, amor por la palabra y el diálogo y calma, mucha calma. Justo lo contrario de lo que un día y otro también hace este señor.
La derecha de este país todavía no ha interiorizado que hay cosas que le deben resultar ajenas y que ellos mismos deberían desterrar al terreno de un partido de extrema derecha, ese que tanto miedo les da y que no dejan nacer. La derecha española ve con buenos ojos actitudes y actuaciones; gestos y propuestas que deberían levantar oleadas de rechazo e indignación y que son asumidas en silencio con toda calma. Una asociación empresarial pide que se revise el derecho a la huelga y desde el PP nadie los manda a escardar cebollinos explicándoles que eso es un derecho adquirido con la sangre y que no se toca.
No soy muy partidario ni de su tono ni de su forma, pero hoy he oído algunas de las perlas contenidas en el libro de de José María Izquierdo que recopila las declaraciones más cavernarias, cainitas y salvajes de nuestros turiferarios de la derecha, esos que echan el humo de su incensario a los ojos de la historia y del buen gusto. Espectacular, de verdad.
Oír las escogidas frases de Carlos Dávila, Herman Tersch y compañía sobre la realidad de ETA y la acción del gobierno da verdadero miedo; pero lo malo, lo verdaderamente malo, no es que haya gente que piense así -la hay en todos los países y en todas las culturas -lo malo, lo perverso, es que esa gente sea acogida, aplaudida y utilizada por esos que, como Pons, piensan que los que los otros son idiotas o se merecen un tiro.
Hoy, mientras el PNV ya ha pedido la celebración de elecciones anticipadas - me jode ser profeta - la caverna sigue buscando a quien pegarle un tiro en la nuca, a Harry el Sucio o a un iluminado que nos salve oportunamente y consagre España en una nueva cruzada. 
¡¡Me están entrando unas ganas de ser idiota y molestarles otra vez.....!!

domingo, 23 de octubre de 2011

Fuerza


Esta entrada se circunscribe a la necesidad de conectarse a la fuerza que sólo la naturaleza es capaz de transmitirnos.
Cuánto tiempo hace que no os emocionáis con un paisaje.
Pues eso, a ponerse la pilas.


jueves, 20 de octubre de 2011

Obviamente: Fin de ETA

Querían evitar lo obvio, pero todos lo sabíamos:
Ese día ya estaban muertos.
No puede haber vida debajo de esas capuchas.
Tenía que llegar y todos sabíamos que una organización no tiene futuro cuando sus dirigentes aparecen encapuchados de telas doradas compradas en el chino de la esquina. ETA estaba muerta cuando pervivía como caricatura de sí misma y perdida en una palabrería oscura en la que ya nadie, ni ellos mismos, podían seguir creyendo.
ETA se acaba porque la democracia le ha dado hasta en el cielo de la boca y los pocos descerebrados que quedan fuera de las cárceles no pueden sino seguir corriendo para que no les pillen también; que si tardan una semana más están todos en el trullo.
ETA se acaba y debería llegar un silencio de plomo sobre algunas cosas que todos sabemos que van a pasar - deben pasar -pero que es mejor no conocer. Como en los espectáculos de magia, será mejor creerse que lo que vemos es verdad y disfrutar sin pensar demasiado. No es una postura cínica: es práctica y me evita detalles escabrosos que imagino, pero que no conozco. Lo prefiero de largo, de verdad.
Si el que yo supiera todo devolviera vidas, lo querría saber. Si con mi información se mejorara algo, querría estar informado; pero estoy convencido de que el ruido traerá más problemas que soluciones. ETA y los etarras han sido derrotados por la Policía y por la razón y la ética. Ellos querrán escenificar otra cosa, pero todos sabemos que la victoria ha llegado. ¿De verdad queremos saber mucho más? Prefiero que nadie pierda un segundo a la hora de ponerse a trabajar por un futuro que va a costar mucho edificar: queda tanto tiempo aún para que lo normal impere en el País Vasco, tanto tiempo...
P.D. Hasta el lunes, que me marcho unos días.

miércoles, 19 de octubre de 2011

La boina de Madrid

¿A que impresiona la mierda que se ve al fondo?
Pues según Ana Botella, la cosa no es grave.

La temida proto-alcaldesa de Madrid, la inefable y nunca bien ponderada -si hubiera estado bien ponderada se hubiera tenido que quedar en casita sin poder estropear nada - no sabía de la existencia de la asquerosa boina que señorea Madrid.
Nota: Inciso para los que tienen la suerte de no conocerla: El anticiclón invernal suele dejar días sin viento y muy calmados que no ayudan a barrer la contaminación que coches, calefacciones y demás acumulan sobre la ciudad. Cuando, como es mi caso, se llega a Madrid desde lo alto, se puede ver con claridad lo que se va a respirar a lo largo del día y la cosa llega a preocupar seriamente. Es un puré denso de humo negro realmente asqueroso, para definirlo adecuadamente.Fin del inciso.
La tal Ana Botella, cuya lucha contra la contaminación se ha limitado a cambiar los medidores de sitio para que la cosa no sea tan escandalosa, aseguraba que ella "no había visto esa boina de la que hablan ustedes". Esta señora no ha visto demasiadas cosas, me parece a mí, pero hoy su partido ha puesto remedio a ese desconocimiento y ha elegido un marco incomparable para inmortalizar a los candidatos al Congreso y al Senado con un fondo real como la vida misma: toda la mierda que respiramos los madrileños luciendo en todo su esplendor.
Como la foto es pública y poco más hay que decir, así termino la entrada de hoy aconsejando una huida masiva y clamorosa de esta maltratada ciudad; la misma que verá a Ana Botella poniendo cara de idiota ante la realidad de los próximos años. ¡Lo que hay que ver!
P.D. Atentos al puro que nos va a meter la Comunidad Europea por los niveles de contaminación de Madrid, que la cosa va camino de los anales.

martes, 18 de octubre de 2011

Malaria

Mapa de distribución de la malaria.
Justo, donde menos dinero hay
800.000 muertos al año pueden convertirse en un lejano recuerdo. 250 millones de afectados están a punto de ser los últimos que sufren el azote de un general negro, la malaria. Olvidada en occidente y con poca repercusión económica para los laboratorios que saben más rentable la investigación y fabricación de muchos otros medicamentos de alto coste, la malaria empieza a tener su futuro oscuro gracias a Bill Gates -aportando muchos fondos de su fundación - y a una farmacéutica que dice colaborar en el proyecto y su posterior distribución sin ánimo de lucro, GSK.
La noticia, una más de entre las que pasan desapercibidas y que sin embargo tienen un alcance muy notable, llega en medio de noticas que nos hacen desear no estar conectados a nada; no enterarnos de nada y no querer saber nada de un mundo tan asquerosito como el nuestro que tan malos derroteros lleva. Estas cosas abren una ventana, pequeña, a la esperanza.
No es más que un chispazo, pero hay mucha gente haciendo chocar sus piedras para producir más chispas y es posible, sólo posible, que otro futuro distinto al anunciado se esté conformando en las mentes de algunos que contagiarán a las mentes de otros. Ya hemos demostrado, en miles de ocasiones, la perversidad de la que es capaz el ser humano de manera que empieza a ser hora de que esos breves destellos de genialidad se consoliden, crezcan, prosperen y den lugar a un hombre nuevo.
Por supuesto, nosotros no lo veremos, ni los hijos de nuestros de hijos, pero a lo mejor hay un futuro mejor que salga ganador de la eterna batalla con lo más mezquino del hombre y consolide ese pequeño rasgo de bondad que, de vez en cuando, conquista las páginas de los periódicos.

lunes, 17 de octubre de 2011

Y una leche, Bergaretxe

Los mediadores-facilitadores después de cagarla en condiciones.
¡Y encima querrán cobrar!
En San Sebastián se ha hecho pública una declaración que es el resultado de muchas cosas que no se conocen y de bastantes estupideces fruto de las ganas de meterse en camisa de once varas. Los firmantes de la tal declaración de cinco puntos sólo dicen una cosa cierta y que no tiene discusión: que ETA decida de una vez terminar con el absurdo que supone su vigencia. (Lo del absurdo lo digo yo, no ellos).
El resto de los cuatro puntos me parece una exhibición de vanidad personal, "buenismo" institucional y, lo voy a decir sin paliativos, gilipolleces varias con una excepción que alcanza la ofensa: la calificación de toda esa oscura historia de terrorismo, barbarie y sangre como "lucha armada".
Como habrá quien pierda el tiempo analizando las comas de la proposición - que tampoco hacía falta tanta alforja para este mediocre viaje - yo me voy a centrar en la ofensa que supone que gente de tanto calado y experiencia siga pensando que lo de ETA es una lucha armada. Las palabras, a veces, hacen más daño que las bombas y me temo que esta es una de esas ocasiones.
ETA no ha desarrollado una lucha armada: ETA ha sumido en el terror a un pueblo entero -el español -a base de oprimir y atemorizar a los habitantes del País Vasco y del resto de España. ETA ha matado a casi mil personas y si alguna vez tuvo justificación o razón de ser, la perdió cuando decidió no seguir los pasos de aquellos dirigentes históricos que vieron, en la democracia y las urnas, el único campo de batalla. Desde aquella histórica disolución, sólo quedó una organización de asesinos sin ninguna remota conexión con nada que tuviera que ver con la justicia. Y ojo, que soy generoso -quizá demasiado -con medio aceptar el debate sobre la justificación de combatir violentamente a un gobierno surgido de la violencia.
La continuidad de ETA en nuestra vida es una ofensa al buen gusto, a la lógica y a cualquier principio de vida social medianamente organizada. Nada hay que pueda argumentarse en su favor salvo el deseo de establecer una dictadura "abertzale" en el País Vasco, fin último de toda esta juerga.
Sobre otras cuestiones planteadas como ese "respeto a las consultas populares" yo les aconsejaría que pusieran condiciones: Cuando haga cincuenta años que en cualquier pueblo y rincón del país vasco se pueda comprar la prensa que se quiera, se pueda hablar de lo que se quiera y haga cincuenta años que la gente cuenta chistes de etarras en las tabernas de Mondragón, veremos, pero solo veremos.
Señores: en el país vasco NO HAY LIBERTAD PORQUE ETA MATA A LOS QUE NO SON DE ETA. La cosa es sencilla, ¿no? Pues a ver si se lo meten en la cabeza y dejan de marear la perdiz, que la democracia española ha sabido llevar las cosas hasta aquí y sabrá hacer lo que tenga que hacer sin que venga nadie a tocar los cojones con denominaciones de origen. Como diría Labordeta "Hala a cascala, joder"
P.D.- Todo ello si El País ha transcrito bien esta noticia: " Ahern ha explicado que los expertos internacionales han acudido a San Sebastián convencidos de que "ha llegado la posibilidad de finalizar la última confrontación armada en Europa".
Por otra parte, el calentón es de los gordos y me acojo al derecho de unaposible matización o rectificación si la calma me permite ver otras cosas, pero es que ....

domingo, 16 de octubre de 2011

Cosas que si y cosas que no

Cibeles llena de gente.
Las masas tienden a una peligrosa dinámica de onanismo y autocomplacencia que oculta la realidad que habita fuera de la corriente en la que vive el grupo. Tras las manifestaciones de ayer se engañan los que creen que todo se ha ganado y se engañan, también, los que piensan que nada ha pasado.
Ayer, sí, tuvo lugar la primera de las muchas cosas que deben pasar para que se produzca un profundo cambio en la forma de entender la función pública y sin embargo, todavía no ha cambiado nada. Ayer no se ha creado nada que tenga la verdadera capacidad de hacer nada, no nos engañemos.
Los movimientos callejeros y asamblearios no hacen leyes y las naciones no se gobiernan desde las plazas ocupadas; pero es verdad que los parlamentos no pueden olvidarse de los miles de personas que ayer demostramos que queremos una política distinta.
Desde ayer se sabe que ha pasado algo y los que quieran mirar hacia otro lado y no enterarse están en su derecho -como los de La Razón - pero eso no les evitará un futuro en el que los que ahora desprecian tendrán voz, capacidad de actuación y un sitio que ahora les niegan.
El movimiento no conseguirá nada mientras no forme parte de los engranajes que hacen moverse el mundo: desde la calle se llama la atención, se atemoriza y se escandaliza; se reclama, se demuestra el poder y se muere sin dejar rastro en los presupuestos del estado, que el terreno de la verdad; la máquina que genera la realidad en la que vivimos.
Sí, hay que buscar la conexión, el enganche, la correa de transmisión entre ese inmenso motor de esperanza que ayer empezó a sonar en las calles de muchas ciudades y los estamentos políticos que, desde la democracia, consigan una política mucho más ética, más justa, un espacio de convivencia más orientado al desarrollo de los ciudadanos y menos entregado a una sola concepción económica que se ha demostrado delictiva, sin paliativos.
Si, algo se puesto en marcha y no, no se ha conseguido nada: que nadie ignore lo primero o se acomode en la intrascendencia de lo segundo, un sueño colectivo cuyo despertar será traumático y lo que es peor, inútil.

La marcha de Castellana esperando unirse a las otras en Recoletos

sábado, 15 de octubre de 2011

Hemos vivido el nacimiento de una historia

La Puerta del Sol brinda su luz para un posible amanecer. ¿Será verdad?
Los años van dejando recuerdos, vivencias, hechos más o menos significativos, pero las vivencias realmente históricas suelen ser escasas para los que conforman una generación. Hoy, si no me equivoco, hemos tenido la suerte vivir uno de esos hechos sobre los que se edifica la historia.
No me enredaré en números, ni altos ni bajos, pero sí me gustaría comentar y compartir sensaciones experimentadas a lo a largo de un agradable paseo otoñal transcurrido entre Cuatro Caminos y Cibeles acompañado de mucha gente con ganas de contar cosas distintas y demostrar que esto tiene que cambiar.
Hemos ido toda la familia -somos cuatro- y entre los cuatro hemos aportado cuatro visiones distintas, cuatro discrepancias distintas con gritos, actitudes, demostraciones y signos que no tenían nada que ver con nuestra ideas, pero que también cabían bajo ese inmenso NO que proponía ayer en este mismo blog.
Hemos compartido el paseo con gente de todas las edades, de muchas creencias y tendencias y éramos muchos, de verdad. Confieso que no tengo ni idea de cuantos éramos, pero tampoco importa, de verdad: lo que importa es que esto ha pasado a la vez en todo el mundo y que, por primera vez, una decepción global tiene una respuesta global y simultánea. Hoy, muchas ciudades en el mundo han dicho que se necesita otra cosa, que lo hay que hay no nos gusta. ¿Se han enterado? HEMOS DICHO QUE NO, que estamos hartos, que hay que hacerlas cosas bien y de otra forma.
La cosa es sencilla, ¿no? HAY QUE CAMBIAR y hacerlo rápido, que la marea llega, la decepción cunde y la desafección siembra fascismo, que no se le olvide a nadie. Mañana, siempre hay un mañana, unos dirán que fuimos muchos o que fuimos pocos, pero eso no es lo importante: lo importante es que formamos con los primeros y a lo mejor, dimos el primer paso de un largo camino que nos hará entrar en la historia.
¿Sabía Lutero la que estaba organizando cuando clavó un papelito en la puerta de la iglesia? ¿Cuántos actos insignificantes han tenido consecuencias imprevisibles? ¿Se puede considerar un acto insignificante que más de 900 ciudades de más de 50 naciones den un paso a la vez y digan lo mismo? Sinceramente: si yo fuera político, hoy estaría tomando notas como un loco y realmente preocupado. Y lo digo porque hoy he tenido la inmensa suerte de poder decir que sí, que yo estuve allí y junto a mi familia anduvimos los primeros metros de un camino necesario, duro y peligroso, que nadie se confíe. Tendrá que haber muchos más días de marcha, de tensión, de furia y de lucha, que si algo han demostrado los que ostentan el poder es que son muy duros de oído. Pero habrá que seguir en marcha, que no queda otro remedio.
Nota: que nadie generalice lo de Roma, que nada tiene que ver la intención general.

viernes, 14 de octubre de 2011

Cada loco por su tema, pero todos a la calle: NO

Hay que hacer muchos caminos y derribar muchas fronteras.
El mundo debe volver a ser la casa del hombre y nunca más una cárcel en la que vivir esclavo.

Parece que mañana el mundo quiere decir que no. Hay muchas negativas encerradas en ese no: miles y miles de seres humanos gritarán no y manifestarán su rechazo a muchas cosas. Unos desde una concepción política y otros desde otra, pero el mundo merece que le lancemos ese no a la cara; que el no de cada uno resuene como un latigazo en la espalda de la inercia que se ha apoderado de todo y contra esa indefensión que nos mata día a día sin reacción ni contestación.
951 ciudades y 52 países de este cada vez más estrecho mundo comunicado quieren decir NO. ¿A que van a decir que no? Cada cual llevará a cuestas miedos y frustraciones; esperanzas y derrotas; luchas y entregas, pero todos llevaremos la inmensa necesidad de intentar hacer que las cosas cambien. Muchos queremos que los que saben inventen otro mundo que sea posible; otros quieren derrocar cualquier institución contaminada -no saben que de la nada posterior surgirá, como siempre lo ha hecho, la fuerza de un fascismo o un populismo venenoso - y muchos queremos que nuestros políticos se den cuenta del peligro que supone intentar seguir gobernando de espaldas a los deseos mayoritarios de los ciudadanos.
Yo no quiero derrocar el sistema; quiero que el sistema, el mejor sistema que el hombre ha concebido hasta la fecha, funcione como tiene que funcionar. Quiero que la ética impregne la acción de nuestros políticos y recuerdo que esa ética no es de derechas ni de izquierdas; yo quiero erradicar la corrupción de nuestra vida pública y que ese rechazo impregne cada poro de todas las pieles de este país, demasiado acostumbradas a tolerar ese veneno con demasiada benevolencia.
Motivos hay cientos y vivir soportando las escandalosas consecuencias de esta escandalosa estafa no es fácil así que, por lo menos, mañana podremos pegarnos el gustazo de salir a demostrar que somos muchos los que queremos que las cosas se hagan como se deben de hacer. No es una corriente de "perros-flautas", no es un movimiento de cuatro desharrapados: es un movimiento bastante numeroso que quiere que el mundo sea distinto.
Al fin y al cabo ¿quien no quiere que el mundo sea mejor? Pues eso, a la calle, que se hace tarde. Y si alguien tiene miedo a la "manipulación" de los sindicatos o de los partidos, que no se preocupe, que mañana habrá muchísima gente de derechas que tienen tantos motivos como todos para gritar su particular no  y el mismo derecho a hacerlo que los que son de otra cuerda. Con ellos también se cuenta, que esto debe ser cosa de todos, no sólo de los de un lado y la votación de verdad es el 20-N.
Dejo un video de la poesía de Gabriel Celaya (España en marcha) que esta vez sí, desde una postura de izquierdas, os llama a salir mañana y llenar las calles con vuestras voces:

jueves, 13 de octubre de 2011

¿Quien ha sido?

La más negra encarnación de lo más azul de la Sección Femenina y la caspa mesetaria, amenaza tomar la alcaldía de Madrid.
Hay que impedirlo: corre la voz.

Que dé un paso al frente y asuma las consecuencias de sus actos aquí, delante de todos; ¡vamos!, que sea valiente y confiese que ha sido él: que él quería que Ana Botella fuera alcaldesa de Madrid. No se atreverá...no, si siempre pasa lo mismo: tiran la piedra y esconden la mano.
No me resigno, no: todo el mundo atemorizado con la deuda que dejaba como recuerdo a las próximas generaciones y lo que de verdad estaba creando era una herencia envenenada que toma cuerpo como una amenaza que nos llena de miedo. No era la deuda, no: era la herencia de Ana Botella. Ni Madrid pensó nunca caer tan bajo, ni tanta estulticia aspirar a lucir su incapacidad en más alto puesto.
España ha tenido, y mantiene en la política, personajes a los que cabría calificar como "cachos de carne con ojos", pero lo de esta pájara excede cualquier medida que pueda considerarse propia de seres humanos. Ana Botella, cuya preparación, capacidad mental y dotes de comunicación son aptas para los más reducidos círculos de visitas a centros especializados; Ana Botella, capaz de contravenir las leyes de la genética y revolver al pobre Mendel en la tumba mezclando peras, manzanas y homosexuales; Ana Botella, que lo más inteligente que ha hecho en su vida es colocar a la niña en brazos de un mafioso mientras ella y sus secuaces se dedicaban a lucir pareos y a criticar a las ministras; Ana Botella, encarnación de lo más negro de la Sección Femenina en versión idiota de la pobre ideología de la hermanísima Pilar Primo de Rivera; Ana Botella, repito, nos amenaza con la aterradora posibilidad de ser Alcaldesa de Madrid por huida de Alberto Ruiz Gallardón.
Hasta aquí, me habéis leído perseguido por el ansia asesina de este alcalde que quiere mi piel en el asfalto de las calles, pero esto...esto es la demostración de que este hombre es de la cáscara amarga. Gallardón no pasará a la historia como el faraónico alcalde que endeudó a la ciudad in aeternum, no: Gallardón, como Aquiles, será recordado por encarnar un moderno caballo de Troya que permitió la entrada de esa ofensa en el despacho de la alcaldía para regir la convivencia ciudadana.
La equivocación de las obras se podría perdonar: la inquina de tamaña venganza, jamás de los jamases. Madrid huye de sí misma y busca al depravado que votó a Gallardón con la siniestra intención y el perverso deseo de que, al final, fuera Ana Botella la regidora de la Villa y Corte. Si alguien conoce a tan nefando sujeto, que lo identifique y denuncie, que la ciudadanía se lo agradecerá.
¿Quousque tandem, Gallardón, abutere patientia nostra?
Delenda est Botella.
Dedicado a Paloma (twistedpalo) que ha puesto en marcha el colectivo lamento ante la amenaza. Por favor, que no sea cierto.

Al mundo le falta un tornillo: lo que es, ha sido y será

Afortunadamente, es lumfardo con subtítulos.
Una delicia.

Debato conmigo mismo sobre el contenido de la entrada de hoy para elegir entre las enseñanzas de la letra de este tango tan estupendo y comentar la situación del tercero de nuestros democráticos poderes: el judicial. Tras pensar un segundo me doy cuenta de que es un debate absurdo y que los dos caminos llevan a la misma conclusión: a nuestra justicia le falta un tornillo y casi seguro, muchos más. De verdad, lo que este país es capaz de aguantar sobre la chepa debe darnos esperanza, que la cosa tiene miga.
Nuestros jueces, actuales asaltantes de las páginas de los diarios con tan poca normalidad como hace años eran ocupadas por militares protogolpistas, han convertido el tercer pilar del estado en poco menos que una pilastra de cuadra en la que mean los perros del pueblo. No hay semana, casi podemos decir día, en el que los jueces no nos pongan los pelos de punta: un día sabemos que un iluminado decide que llamar zorra a su zurrada mujer, no es un insulto sino una justa descripción de su mucha altura intelectual; otro es condenado a dos años de inhabilitación por un delito de prevaricación - el peor delito que un juez puede cometer -y el angelito del fiscal pide, tras la condena, un indulto parcial pues la pena es excesiva con respecto al mal causado. Y se queda tan ancho.
El Consejo General del Poder Judicial está formado por maulas anquilosados cuya única preocupación es lograr que el Tribunal Supremo, al igual que el Constitucional, transmita adecuadamente las indicaciones de los partidos sin tener en cuenta el mandato constitucional de independencia.
Una sala de justicia en este país tiene más peligro que una caja de bombas y hace falta, hace muchísima falta, que el tercer poder se ponga las pilas cagando melodías. Ni jueces ni fiscales hacen honor al poder y a la responsabilidad que la ley les otorga y de ahí la posición que ocupan en la consideración de los españoles: ninguna. Tenemos unos jueces que se han dedicado a las alharacas judiciales y procesales con absoluto desparpajo; las sentencias dictadas son motivo de rechifla y desprecio por absurdas, desfasadas y estrafalarias; el órgano rector lleva años de retraso tecnológico y no han considerado necesario hacer nada al respecto, salvo criar ratones en los cientos de toneladas de papel que nadie sabe lo que contienen. Luego un juzgado deja en libertad a alguien buscado en otro juzgado y...no pasa nada, salvo que otro alguien está criando malvas asesinado por ese primer alguien al que un juez cualquiera ha dejado en libertad a la espera de juicio por una causa menor.
Me es igual que los jueces que salen en las noticias sean de derechas, de izquierdas o mediopensionistas: los jueces deberían ser jueces y no confirmar la sentencia de Quevedo sobre sus carencias: "menos mal hacen los delincuentes que un mal juez".
Pues señores: malos jueces tenemos a manta y nadie hace nada para que la justicia se ponga a la altura de los tiempos, de sus obligaciones y de su papel en el ordenamiento legal de este país. Por si alguien se ha olvidado, nada nos hace más diferentes y menos iguales  que una ley mal aplicada o aplicada sin justicia.
Un despelote tan amplio como el desastre que canta Gardel. ¿A que parece que no ha pasado casi un siglo?

miércoles, 12 de octubre de 2011

Las ilusiones pasadas

Si arrastré por este mundo
la vergüenza de haber sido
y el dolor de ya no ser.
Ayer intentaba explicar a una compañera de trabajo, muy joven y con poca experiencia española, el porqué hoy es fiesta en España y a partir de ese punto, se han agolpado pensamientos, historias, recuerdos y un montón de cosas que han acabado por recordar cosas muy parecidas a las que Gardel canta en el tango.
Más que una historia personal, la actualidad me lleva a considerar la dinámica de la vida pública y política y comparo la ilusión colectiva que vivimos al ver nacer una democracia de la que se esperaba todo. Como un calendario de primeras citas con la más guapa del lugar, las elecciones nos permitieron aprobar una constitución histórica y por primera vez, “de todos”. Vivimos las tensiones y los miedos al escuchar el ruido de sables que venía de los cuarteles y vimos la decadencia de un partido como UCD una vez cumplida la misión de iniciar el camino.
Hemos vivido muchas cosas y ahora nos sentimos cuesta abajo en la rodada; sentimos, como colectivo, que alguien debe rendir cuentas por haber dilapidado nuestra ilusión; muchos deberían tener que enfrentarse al colectivo juicio de una historia vergonzosa. El 28 de Octubre de 1982 el PSOE reunía un caudal de ambiciones colectivas y un pueblo entero – o casi entero –decidía olvidar el oscuro pasado y lanzarse a ver la vida en color y nunca más en blanco y negro.
Casi veinte años después, España parece cansada y apunto de tirar la toalla y eso no debemos permitirlo. Hay que exigir, ahora más que nunca, que la democracia funcione y que la clase política ejerza los cargos con responsabilidad y sabiendo que nos lo jugamos todo en estos próximos años. Nos jugamos una historia social que, por fin, compartimos con Europa; nos jugamos la vida de un enorme proyecto que muchos quieren torpedear anteponiendo los intereses de unos a los intereses de todos: hay que seguir pidiendo el máximo, hay que recordar las luchas de aquellos que pidieron lo imposible y que lograron lo que parecía un sueño. Hay que tomar ejemplo de la historia y recuperar el vigor de una lucha que muchos ya no quieren luchar.
Cada generación tiene su prueba de hombría, su enfrentamiento con el miedo, la destrucción y el caos y a la nuestra ha llegado por fin: hay que luchar, hay que exigir, hay que decir no, cada uno en su creencia, cada uno con su sueño, cada no con su propia moral y cada uno con las reglas que su ética le dicte, pero no podemos renunciar al sueño de ser mejores cada día: debemos exigirnos la excelencia, el compromiso, la vigilancia, la responsabilidad y la exigencia de cumplir como los buenos sin abandonar la pelea hasta el final.
Hemos perdido muchas ilusiones y muchas otras han pasado: sólo nos quedan aquellas que jamás debemos perder y si dejamos que nos las maten, seremos culpables de no haber transmitido a nuestros hijos la seguridad de que los sueños son posibles. Es muy posible que todo esto tenga que pasar su prueba de fuego y que la guerra llegue a nuestras cómodas vidas, pero llegue o no, nuestro esfuerzo por volver a ganar el futuro debe ser el mismo. Lo hicimos una vez y debemos creer que podemos hacerlo de nuevo.

martes, 11 de octubre de 2011

Creando idiotas



Los que ahora quieren idiotizar a nuestros niños, hicieron estas cosas
y se lo pasaron de coña,de verdad
Si hace unas semanas comentaba en este blog la pérdida de “nervio” de la sociedad española, hoy empieza a asaltarme la certeza de que todo corresponde a un plan diestramente dibujado por mentes siniestras que aspiran a gobernar sobre seres idiotizados e incapaces de defenderse o tomar iniciativas. ¿Pruebas? Muchas, pero la más reciente que ha publicado El Mundo puede considerarse clave en ese proceso de destrucción dirigida:
“Los niños menores de ocho años no podrán inflar globos sin la supervisión de un adulto, según la directiva europea que ha sido aprobada en distintos países comunitarios.” Párrafo al que sigue “Ni el archifamoso matasuegras, muy utilizado durante las fiestas navideñas, se salva de la quema de los reguladores europeos y es considerado peligroso para los menores de 14 años. Las nuevas normas están diseñadas para proteger a los niños ante la posibilidad de que se traguen alguna pieza de los juguetes y puedan asfixiarse” para terminar con un incunable a cargo del imbécil de turno: “La Comisión Europea alega que esta legislación es necesaria para evitar 'historias horribles'. "Podrías decir que los niños han inflado globos durante generaciones, pero ya no lo harán más y gracias a esto estarán más seguros", añadió un portavoz europeo.”
Lo dicho: parece que la Unión Europea ha adoptado un plan secreto para que Europa se dedique a alimentar gilipollas criados como tales desde pequeñitos. De otra forma no se entiende que se pretenda “proteger” a los niños del terrible peligro de inflar globitos. A este paso, también se les prohibirá aprender a andar sin casco; se les acostumbrará a no manejar hojas de papel por el peligro a cortarse o cualquier estupidez semejante.
Recordemos que muchos de los que ahora legislan estas solemnes imbecilidades, han crecido jugando en calles y plazas tirándose piedras o trepando a los árboles; que no hace mucho que toda la Europa de menos de quince años comía toda clase de dulces, bocadillos, refrescos y helados cuya higiene era inexistente y no pasaba nada.
No es posible que no exista una conspiración para conseguir que la ciudadanía europea desarrolle un intelecto que compita, en desventaja, con el de los percebes: así serán más sencillos de manipular, de dirigir o de convertir en esclavos, sin más.

lunes, 10 de octubre de 2011

El PNV vuelve a por nueces

El cura Arzallus nos recuerda que el PNV
siempre debe poner el cazo.


Ya lo dijo Arzallus hace muchos años: “unos sacuden el árbol y otros recogemos las nueces”. Cuando este siniestro personaje lo dijo, las nueces bajaban, como hoy, manchadas de sangre pero eso no les importaba demasiado. A las declaraciones de Arzallus se suma Ardanza para confirmar que ETA debe tirar la toalla y echar el cierre antes de las elecciones del 20 de Noviembre, como si esa circunstancia cambiara la naturaleza de lo que queda por hacer.
El PNV, que ha sido expulsado del poder por una coalición que no entiende, busca el crecimiento de un panorama nacionalista –aunque sea abertzale y filo etarra- que le devuelva al poder en coalición con Bildu. Que ETA desaparezca o no, en el fondo poco le importa, lo que de verdad le importa es volver al poder y demostrar, con los resultados del 20 N, que el panorama político del País Vasco ha cambiado y que el actual gobierno PSOE-PP queda en franca minoría social y sin apoyos, ergo...elecciones anticipadas en  Euskadi.
Olvida el PNV todo lo que queda por hacer que es mucho y muy doloroso y que todos deberíamos pensar que lo de menos es el nombre del partido que tenga que comerse el marón del cierre cuando esté en el poder. Tanto PP como PSOE saben que ese trago es muy amargo y si bien les apetece el titular de “ETA; por fin pasado”, comerse el plato entero de lo que eso significa no les apetece nada.
Un país vasco post elecciones con el PNV entronizado sobre las bases populares de Bildu y con ETA echando el cierre, es algo que a los dos ex Lehendakaris les resulta demasiado bonito para ser verdad y ante el sueño, vuelven a sus más cínicas raíces: todo vale si me ayuda a seguir mandando.
El final de ETA genera muchas dinámicas oscuras y la más oscura es la de la cucaña: antes de que el premio de su fin se lo lleve otro, que no haya final y que no haya premio para nadie. Es tan miserable, ruin y mezquino como eso; pero es que el PNV tenía que estar presente, de alguna manera rentable, en el final de esa locura. Siguen buscando las nueces, aunque caigan podridas.