Bienvenido a mi blog.

Por favor, participa, deja tu comentario y marca si te ha gustado o no.
Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

sábado, 29 de septiembre de 2012


Nadie entierra a las gaviotas

Esta tarde me he despedido del mar y desde el muro de la playa de Ribadesella, mientras me secaba al sol mirando las nubes y los montes,he visto una gaviota muerta flotando en la marea alta, en medio de todas las cosas que el mar no quiere y la tierra tampoco, en esa zona incierta en la que todo se amontona sin otro rumbo que flotar sin rumbo.
Flotaba mojada, inerte, las plumas desordenadas y adoptando las complicadas formas que el agua impone cuando las olas rompen. Allí, sola, muerta, mojada y sucia, me ha dejado ver que nadie entierra a las gaviotas, que a las enterradoras del mar nadie las quiere, que a las gaviotas nadie las quiere, ni siquiera las playas.
No hay moraleja, no hay nada que aprender siquiera, es sólo una gaviota muerta flotando en la marea alta de una playa del norte de España que se ha dejado ver mientras yo me despedía del mar hasta otro año.
Simplemente es verdad, una verdad más: nadie entierra a las gaviotas.   

Nadie entierra a las gaviotas




I blog with BE Write

viernes, 28 de septiembre de 2012

Title 1

Cosas que no me acaban de cuadrar


Artur Mas ha lanzado una carrera con algunos puntos oscuros en cuanto al destino, la forma y el fondo de una independencia pero menos que a mi no me acaban de cuadrar. A lo mejor soy demasiado simple, pero algunas cosas que oigo me rechinan y me rechinan mucho.
He oído que, por supuesto, el FC Barcelona seguiría jugando en la LFP como si los socios de esa agrupación, bastante hasta los ojos de tener que aguantar la tiranía de ese grande no tuvieran nada que decir.
Por supuesto, seguiríamos en la UE. Hombre, de momento, eso está textualmente limitado en el tratado y además, no creo que Catalunya, aportadora nata de fondos por su nivel económico, tenga más ganas de ayudar a Bulgaria, Estonia o Chequia de lo que le apetece ayudar a otras comunidades españolas. 
¿Cómo van a solucionar las cuestiones de aduanas? Cualquier salida de productos "Made in Catalonia" estará gravada en la aduana de la UE, lo cual elimina de forma inmediata, todas las plantas de fabricación de automóviles cuya deslocalización es segura. Y con ellas, otras muchas industrias que cerrarían oficinas, fábricas y representaciones de manera inmediata.
La verdad es que todo esto me está sonando a lata, a querer estar embarazado pero sólo un poco y además, no dejo de percibir el penetrante olor de la manipulación y el engaño, de hablar de independencia y no de mis recortes, que no se note lo malo que soy y lo mal que gestiono.
Como rojo convencido de las ventajas de la internacionalización, no me gusta lo que supone la hiperfragmentación de los espacios políticos y la dinámica nacionalista, incluida la española a ultranza, no me gusta. Si de verdad mi opinión importa, quiero mucha más Europa, inmensas cantidades de gobierno europeo que respete las particularidades culturales a la vez que estructure una hacienda única, una fiscalidad única, un gobierno fuerte que barra de nuestras vidas a todos esos políticos que en su mediocridad, han apostado por una Europa llena de cabecitas de ratón en lugar de construir la casa de un león fuerte, poderoso y seguro de su propio valor.
   


I blog with BE Write

jueves, 27 de septiembre de 2012

CASAS DE LUZ Y DE VIENTO

Casas de luz y de viento


Si yo fuera arquitecto, si fuera capaz de imaginar un espacio adecuado para que el hombre pudiera integrar los vientos que el mundo mueve, la luz que eleva el espíritu, los cantos todos del bosque antiguo, me dejaría elevar a las cumbres amigas de algunos paisajes queridos que ya forman parte de mi vida, de mis propios genes cósmicos, de las querencias de siempre.
Son paisajes, olores y sensaciones que deberían poder convertirse en espacios habitables, el rincones cerrados que permanecieran abiertos, sitios cálidos capaces de dejar pasar el viento del norte para que dejara, sólo, la percepción de su fuerza y su limpieza, que dejaran pasar la calma de la lluvia y esa renovación que el agua aporta a los vivos.
Y por encima de todo ese conjunto de pura piel y sentidos, las nubes y su eterno espectáculo cambiante, ese eterno crear y destruir que a nadie parece importar y que yo busco cada día para que me llenen el cuerpo de belleza. 



I blog with BE Write

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Title 7

Allí donde la gloria habita

Estos días nos llegan detalles sobre el trato que Ana Tarrés dispensaba a las chicas de su equipo. Habitualmente, y me quejo con frecuencia sobre ello, en España se desconoce algo más del 99,9 de lo que el deporte es, exige y supone. Ana Tarrés es una de las muchas personas responsables de la preparación de un equipo y lo que ahira vamos conociendo podría ser extrapolable a casi todos los deportes de alta competición.
El deporte de élite es fascista, así, sin paliativos, sin disculpas, sin matices. El deporte de élite, todo el deporte de élite busca la gloria y sólo la gloria, lo que pasa es que la gente desconoce que la gloria habita en el territorio que se haya más allá de la frontera del dolor, lejos del sufrimiento y además, desprecia a los que tratan de dulcificar el viaje.
La gloria es inhumana, no sabe de debilidades y las medallas se cuelgan sobre cuerpos vacíos que saben despreciar los gritos y las señales que su cuerpo les manda. Una nadadora, la misma que ha llevado su esfuerzo hasta conseguir dos medallas en los últimos juegos, decía que el "el último largo se nada con el alma, pues el cuerpo ya se ha muerto". Y es verdad. El que piense que no es así, que hay una manera más humana y más digna de hacer las cosas queda fuera, de inmediato, del terreno donde la gloria habita.
Los futuros campeones son hoy, carne picada entregada a la fábrica de sueños que es el deporte, una pirámide elevada sobre miles de cadáveres, los cuerpos de aquellos que hicieron caso a su cuerpo y no a su deseo. De las frases conocidas de esta entrenadora no hay mucho que me sorprenda, pero si hay algo asqueroso al negar el momento de felicidad tras el esfuerzo. Me sobran esas frases que niegan el mérito a alguna de las chicas, pues cuando el premio llega y ya ha pasado todo, es el momento en el que la palabra equipo, y más en un deporte en el que el peor marca el nivel de todo el grupo, se impone a todo y se debe aceptar el juicio de los ajenos al grupo. Esa negación no es sólo fascista, es miserable y malintencionada, es una herida gratuita que si descalifica a quien debe guiar al grupo hasta el lejano país donde la gloria habita.


I blog with BE Write

martes, 25 de septiembre de 2012

No olvidemos olvidar



En la vida se acumulan enseres inservibles con mucha formas distintas, lastres intelectuales y vitales que acaban definiendo nuestros actos sin atender a nuestra propia voluntad. Son esos enseres, los posos que la influencia de los demás instaló en nuestras cabezas y aquellos otros que metimos nosotros sin atrevernos ahora a llevar al trapero, los que muchas veces nos impiden tanto la felicidad como la placidez de decidir sin tener la sensación de traicionar nada.
De niños vivimos las vidas que nuestros padres quieren, asimilando ideas y conceptos que quedan fijados en nuestra forma de ser con una fuerza muchas veces indeleble, casi integrados en un cerebro que ya no puede recuperar su pureza. De mayores, nuestros actos asumen deberes, obligaciones y lealtades que a menudo, nos dejan asidos a rutinas automatizadas que, perdido su sentido original, se muestran absurdas y desnudas en su verdadera identidad.
La vida viste y desviste situaciones y vivencias, pero es nuestra incapacidad para olvidar lo que hace que el pequeño espacio que ocupa nuestra propia vida, siga lleno de todo aquello que sirvió un día y hoy nos impide respirar con libertad.
Nunca deberíamos olvidarnos de la obligación de olvidar. Nos iría mucho mejor.    

lunes, 24 de septiembre de 2012

La batalla eterna de la larga guerra




 


Batalla eterna en la larga guerra

El planeta vive la guerra eterna entre el agua y la piedra, fuerzas antagónicas que luchan desde siempre para establecer su prevalencia. La tierra quiere librarse del agua invasora, de esa extraña materia que enfría su cara e inunda y desgasta los muchos frentes de batalla que la larga lucha ha establecido.
Ambos bandos luchan y pelean en tácticas distintas y variadas que adquieren formas distintas; desde pantanos a marismas, desde playas de piedras o arenas hasta los altos y fuertes acantilados que forman murallas ante las que se desarrollan las batallas más cruentas. 
Asturias ofrece un frente, uno más, irreductible en la costa de Cuerres, lugar en el que el paseante puede asomarse a la batalla y ver las consecuencias de la larga guerra, a sus muertos y a sus heridos, un lugar mágico en el que la tierra deja constancia de su esfuerzo en forma de sonoras respiraciones, altos bufones que como chorros de inmensas ballenas varadas, nos dejan ver la violencia de la lucha.



Es un frente irregular, con entradas y salidas, lugares donde uno gana y otro pierde, cabos y entrantes en los que, como en Guadamía, la vanguardia del mar se adentra intentando un golpe mortal al corazón de la montaña escondido en los cercanos Picos de Europa.
Es lo que puede verse y sentirse si uno está atento a los ecos de una batalla que siempre ha sido y que seguirá eterna cuando el hombre se haya ido y forme parte,  como tropa, de uno u otro bando.    


I blog with BE Write

domingo, 23 de septiembre de 2012





Nuestra vida diaria nos condiciona para ver el mundo de una manera determinada, con una perspectiva fija y al ritmo que marcan nuestros pasos sobre la tierra firme. Eso es algo que nos marca, que hace que nuestro mundo sea como es y que la imagen mental que nosotros guardamos del entorno sea la que es hasta que tenemos la oportunidad de ver las cosas de otra manera.
Hoy he podido disfrutar de la experiencia de bajar el Sella, parte del Sella, en una piragua acompañado de otros amigos y de verdad que la cosa, además de graciosa, ofrece un punto de vista sobre el entorno completamente distinto. Árboles y montañas se ven de otra manera, así como la vida salvaje nos percibe de otra forma. Hasta los patos nos miraban sin miedo y como enjuiciando la destreza de las paladas teniendo, eso si, la educación de no reírse de nosotros en voz alta.
La cosa, salvo la agresión que supone la atronadora presencia de un chiringuito infame que intenta hacer negocio a mitad de ruta y nos recuerda que el mal gusto llega allí donde la sensatez juzga imposible.
La foto que ilustra el comentario es del site de Montañas del Norte, que como se han portado bien y son muy majos, me apetece que lo tengaís en cuenta. Buena forma de pasar el rato y además, se hace ejercicio. http://www.montanasdelnorte.com/

sábado, 22 de septiembre de 2012

LA MAREA DE LOS MUERTOS

LA MAREA DE LOS MUERTOS


Los lugares cuentan historias cuyo desarrollo encomiendan a los vivos y a los que habitan los sitios en los que las historias viven. Ellas, las historias y las leyendas son siempre ellas, las mismas, pero los que las cuentan necesitan sentirse vivos contando lo que no vivieron y sin embargo incorporaron como parte de sus vidas porque alguien se lo contó. 
Algo así me pasó un año que, perdido entre la realidad y el deseo di con mis pasos en  un chigre perdido donde encontré cubierto y refugio un día de aguaceros y vientos de otoño que me hizo escuchar atento la charla de dos viejos sobre lo que nadie podría considerar verdad y que, sin embargo, existe en esa fina raya que separa le mar de la montaña en la bendita tierra de Asturias, tierra en la que nadie puede estar del todo seguro sobre nada y en la que todos saben que la tierra de la montaña y las aguas de los mares tienen espacios de los que el hombre no sabe nada y de los que algunos hablan con el tono de las viejas leyendas.
Eso creía yo hasta que Paco y Antón, los viejos que compartían refugio en ese chigre abarrotado de enseres que ya no eran enseres, sino parte de la misma estructura con la misma pátina de tiempo y humo de Farias que aglutinaba todo sin atender a su naturaleza primigenia, me hicieron ver que algunas historias son algo más que leyendas y que siguen vivas porque los antiguos poderes todavía gobiernan y pujan por prevalecer sin atender al orgullo de los hombres que creen que el mundo es mundo porque ellos pusieron hombres nuevos a lo que de siempre ha vivido sin atender a sus limitaciones.
Andaba yo atendiendo las noticias del diario cuando la voz de Paco me llegó clara por encima de la televisión:
"Ya te decía yo, Manolo, que Antón era de la marea y que el olor de los marcados o engaña. Esta noche vendrá y se lo llevará a correr los ares con los antiguos compañeros que le esperan"
Manolo chupó la Faria y gruñendo le masticó una respuesta que casi se me escapa:
"Marea o no marea, los secos ya estamos hartos de ir a buscar a nuestros muertos allí donde no es cabal que se encuentren. Si los marinos necesitan otra cosa, que se lo monten,pero que dejen en paz a nuestros difuntos de una pura vez" 
Paco, con voz tranquila, le argumentaba: " Si hicierais caso de lo que os decimos, no os verías así. ¿No le dije yo al cura que no se empeñara en dar tierra a Antón? ¿ No le dije que era de a marea y que la marea siempre se llevaba lo que era suyo? Pues nada, empeñado en darle tierra al que no la necesita para quedar bien con todos."
Intrigado y confuso me acerque a preguntar sabiendo que arriesgaba un silencio de piedra  ofreciendo, a cambio de una historia que ya sabía buena, sidra y comida para que todo fluyera según el gusto de la región.
Tranquilizado Paco y confiando en las buenas maneras del dueño del chigre, empezó una historia que intento resumir y contar para que los veraneantes que por esos lares puedan sus pasos, se acerquen con respeto al lugar en el que sucedieron los hechos. Al ritmo del servicio de los culines, Paco contó la historia.
"Hablamos de algo que los marinos sabemos y que los secos niegan ( Aclaro que "los secos", para Paco, eran todos los que no vivían embarcados como marinos de alguna clase). Los marinos sabemos que hay algunos, entre nosotros, que el mar calmará como suyos. Son pocos, escogidos y nosotros sabemos reconocerlos. Antes de olerlos, vemos que ellos tienen el mar en los ojos, que huelen las corrientes y las derrotas antes que el viento las haga presentes en el puente. Son los que anticipan la nortada y le dicen al patrón donde calar redes  o buscar refugio. De mayores y embarcados tienen un olor especial que llena el arco y que los demás respetamos porque sabemos que es el olor de los hijos del mar; el olor de aquellos que el mar reclamará como suyos y a los que liberará de la condena de la tierra una vez muertos. Ellos cabalgarán sobre todas las mareas y llamarán a los vientos para ir de un mar a otro según sus deseos. De ellos será el destino de las corrientes y ellos intentarán  salvar a aquellos otros hijos del mar en los naufragios para que la tierra se de cuenta de que el mar es más fuerte y cuida de sus hijos. La tierra o tiene hijos, es estéril y egoísta, así que sólo quiere los cuerpos para hacer crecer a  la hierba y las plantas, no para hacer felices a los hombres. El mar, en cambio, quiere a sus hijos y les premia con la eterna libertad de cabalgar sobre su espalda y dejarse llevar por los vientos portantes o los ciclones locos. Ellos, los secos, se empeñan en que eso es mentira, pero esta noche, con la marea alta y la luna llena la marea de los muertos vendrá a llevarse a Anton, el último marino muerto que olía como deben oler los hijos del mar cuando la marea los embarca. ¿Que como huelen los hijos del mar? Huelen a viento del norte y a algas arrancadas; huelen a sal curando los bacalaos de Terranova y huelen como huelen las aguas bajas del Gran Sol; huelen al miedo que los secos tienen al agua, huelen a libertad y a ola; huelen a aguas cálidas y a mulatas soñadas, huelen a lo que los marinos desean y nunca alcanzan y huelen, sólo, cuando están embarcados y se dejan mecer por su madre que los cuida y ellos s confían en sueños tranquilos mientras la galerna azota y los demás rezamos."
Llegó el condumio para dar fuerzas a Paco y el relato siguió el rastro de los culines y su ritmo. " Antón ha sido el único hijo de mar que yo he conocido y se que hoy la marea de los muertos, ese inmenso brazo que el mar lanza para liberar a sus hijos, vendrá para devolverle la libertad. Hace quince días que le digo a éste que con la luna llena las aguas subirán y el mar reclamará al único marino de verdad con el que he compartido las  mareas del norte y las faenas de  cabotaje; el único al que eh visto calamar a las aguas con su calma e invocar el viento necesario para que nadie sufriera daños y el barco llegara a destino. Éste me niega que eso sea posible, pero yo le aseguro que esta niche, cuando la marea esté plena a eso de las doce y media, Antón será libre y los secos tendrán faena esperándoles, pues mañana deberán ir en busca de  sus muertos para llevarlos de vuelta a sus tumbas."
Pasó la lluvia y con los cafés me atreví a preguntar a Paco si era posible ver ese rescate. De reojo y sonriendo con suficiencia, me dijo que si me atrevía, podía acercarme al otro lado del cementerio de Niembro a las doce y media de esa misma noche para ver lo que, de seguro, iba a pasar. So si, me avisó: vaya preparado, que lo que va a ver no es bueno de ver y el agua le rodeará ese arriba y desde abajo.
Enfundado en un impermeable a prueba de todo y con el alma dispuesta a ser  puesta a prueba, encaminé mis pasos al recodo desde el que siempre me quedaba extasiado viendo el cementerio de Niembro, con sus muros cortados sobre la ría y las tumbas orientadas a monte pudiendo tierra en la que descansar más seguros de que el mar no los llevara junto con sus hijos.     
El tiempo iba pasando a medida que la noche se cerraba y el aguacero arreciaba, hasta que a las doce y media un brazo de mar se elevó hasta el camposanto para inundar a la tierra de sus demandas y exigencias.  Llevados por el agua, decenas de féretros, corridas las lápidas por la fuerza de la olas, flotaban hacia la ría en una cabalgada funesta a la vez que una luz blanca y espectral cabalgaba la ola de marea que retrocedía buscando la libertad de las aguas abiertas y salvajes en las que, desde ese día,  Antón gozaría de la libertad e los hijos del mar que pueden cabalgar la marea de los muertos y abrir las tumbas de todos sus hermanos para robárselos a la negra tierra.


I blog with BE Write

viernes, 21 de septiembre de 2012

Fuerzas Telúricas

Fuerzas telúricas











Hay algo en nuestra esencia mas íntima, algo mineral que se acomoda y vive en esos átomos de carbono de nuestra naturaleza, en el hierro de nuestra hemoglobina o en el oxígeno que nos hace vivir; algo que conecta con ciertos lugares de la tierra con una intensidad especial. Unos hablan de corrientes magnéticas, otros de placas y movimientos de la corteza y yo me limito a hablar de sensaciones experimentadas que nos dan un instante de plena armonía con un paisaje concreto, con una luz o con lo que cada no viva y sienta en ese lugar concreto.
Los antiguos edificaron santuarios y colocaron oráculos atiborrados de laurel y los modernos, más calmados y sin esa cotidianidad en el trato con los dioses, nos quedamos quietos, felices, en calma o extasiados dejando que las sensaciones lleguen dentro, allí donde se pueden encontrar con la oscura materia de la que estamos hechos; con ese polvo de estrellas que reconoce a los suyos para hablar de eternidades y futuros minerales.
Yo me he encontrado con algunos de esos lugares o he creído reconocer las señales de esa conexión medio mística y medio biológica en Roma, en la asombrosa luz con la que Granada se ha construido para hacer habitable el aire, las luces y las aguas; en las inmensas montañas de Pirineos y en una lejana llamada no muy clara de las arenas del desierto que soplaron mi nombre en Zagora para que me dejara guiar por los cincuenta días de camino hacia ningún lugar, por mucho que los hombres se empeñen en ponerle el bonito nombre de Tombouctu, hoy sumido en el caos de la sinrazón religiosa.
Todos esos lugares tienen magia, tienen algo, tienen misterio, pero nada comparado a lo que siento cuando llego a un rincón especial en el que se reúnen las estrellas que fueron y que hoy forman mi cuerpo, los verdes y los montes de la zona, el sonido del mar y mi piel abierta para recibir el saludo de milenios de belleza concentrada en una playa montaraz y descuidada donde, sencillamente, el universo conspira para que yo sea feliz confirmando que la eternidad consiste, sencillamente, en una luz dormida en la calima que se levanta con la brisa. No hace falta nada más.  



I blog with BE Write

Fuerzas telúricas


Hay algo en nuestra esencia mas íntima, algo mineral que se acomoda y vive en esos átomos de carbono de nuestra naturaleza, en el hierro de nuestra hemoglobina o en el oxígeno que nos hace vivir; algo que conecta con ciertos lugares de la tierra con una intensidad especial. Unos hablan de corrientes magnéticas, otros de placas y movimientos de la corteza y yo me limito a hablar de sensaciones experimentadas que nos dan un instante de plena armonía con un paisaje concreto, con una luz o con lo que cada no viva y sienta en ese lugar concreto.
Los antiguos edificaron santuarios y colocaron oráculos atiborrados de laurel y los modernos, más calmados y sin esa cotidianidad en el trato con los dioses, nos quedamos quietos, felices, en calma o extasiados dejando que las sensaciones lleguen dentro, allí donde se pueden encontrar con la oscura materia de la que estamos hechos; con ese polvo de estrellas que reconoce a los suyos para hablar de eternidades y futuros minerales.
Yo me he encontrado con algunos de esos lugares o he creído reconocer las señales de esa conexión medio mística y medio biológica en Roma, en la asombrosa luz con la que Granada se ha construido para hacer habitable el aire, las luces y las aguas; en las inmensas montañas de Pirineos y en una lejana llamada no muy clara de las arenas del desierto que soplaron mi nombre en Zagora para que me dejara guiar por los cincuenta días de camino hacia ningún lugar, por mucho que los hombres se empeñen en ponerle el bonito nombre de Tombouctu, hoy sumido en el caos de la sinrazón religiosa.
Todos esos lugares tienen magia, tienen algo, tienen misterio, pero nada comparado a lo que siento cuando llego a un rincón especial en el que se reúnen las estrellas que fueron y que hoy forman mi cuerpo, los verdes y los montes de la zona, el sonido del mar y mi piel abierta para recibir el saludo de milenios de belleza concentrada en una playa montaraz y descuidada donde, sencillamente, el universo conspira para que yo sea feliz confirmando que la eternidad consiste, sencillamente, en una luz dormida en la calima que se levanta con la brisa. No hace falta nada más.  

jueves, 20 de septiembre de 2012

Ya....está bien


El diario Ya, en su actual reconversión informática tras el fracaso de su periclitada edición en papel, se dedica a oscuras masturbaciones mentales mezclando churras  con merinas, nacionalismo, ateísmo y una gilipollez galopante que merece ser copiada textualmente son más comentario, que a veces a no le regalan la entrada del día. Veamos la estupidez:
             Los que ejercen la violencia, ya sea en nombre de unos falsos preceptos religiosos o de un nacionalismo denostado, pierden toda la razón que pudieran tener. Causa pavor la violencia desatada por el deseo descontrolado y desproporcionado de poseer unos malditos islotes. Causa perplejidad el despertar nacionalista invasor que creíamos era de épocas pasadas y ya desaparecido.

Es decir, si la violencia ase ejerce sobre principios religiosos adecuados, es válida, pero si la cosa la hacen los chinos, que todos sabemos que son amarillos, rojos, descreídos y nacionalistas, la cosa no es igual y hay que condenarla.
En esta vida cada uno puede ser lo que quiera, pero ser tan estúpido como para escribir algo así, merecería un desprecio ejemplar y el silencio obligado "per saecula seculorum"  

miércoles, 19 de septiembre de 2012

La esperanza está en la ciencia

 Traducción: vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos.
diablobanquisa.worldpress.com

Mientras el mundo de la política se despeña por el barranco de las luchas fratricidas, las zancadillas y las miserias humanas, la ciencia se abstrae de todas esas cuestiones y mira muy lejos o muy cerca para intentar conocer la verdad de las cosas, de nuestro mundo y de nuestro cosmos intentando responder a las preguntas que nos han hecho evolucionar como especie.
Unos miran asustados el deshielo del polo norte intentando anticipar las consecuencias mientras los políticos y las empresas piensan en la forma de aprovechar ese deshielo acortando rutas náuticas, ampliando zonas de prospección etc.
Como especie vivimos una esquizofrenia absurda que muy posiblemente acabe en nuestra desaparición, pero lo curioso es que no importará nada, que la tierra seguirá marcando sus edades sin detenerse a pensar si el antropoceno u homoceno, como quiera llamarse dejó más o menos basura en su piel.
El deshielo del Polo Norte liberará trillones de toneladas métricas de hidrometano con un altísimo efecto invernadero y eso, a su vez, contribuirá a derretir, aún más rápido, los glaciares antárticos y los de Groenlandia, cuyas aguas elevarán el nivel del mar un par de metros.
El hecho de que más del 60% de la población mundial habite a menos de esos dos metros sobre el nivel del mar, parece importarle un carajo a todo el mundo, de manera que mientras discutimos si son galgos o podencos, nos vamos a ir al carajo sin saber la causa de nuestros males pero la causa es sencilla. No tenemos arreglo.

martes, 18 de septiembre de 2012

Santiago Carrillo

Nos hacen falta muchos como estos dos.
Y no los tenemos...

La historia gusta de encarnarse humana y dejarse ver por el mundo en forma mortal, sabedora ella de que recordamos mejor lo humano que lo escrito. La historia de la humanidad precisa de hombres para ser escrita y precisa escribirse para ser entendida con distancia, método y frialdad; cualidades, todas, ajenas a la figura que hoy ha muerto.
Santiago carrillo ha sido visto desde los extremos: desde la óptica más cerril que se ha empeñado en anclarlo a las laderas de Paracuellos favorecida por ese absurdo revisionismo que poco menos que pretende poner claveles en las bocas de las pistolas golpistas del 39 o desde esa visión que lo presenta como una especie de encarnación de la pureza virginal y democrática, el que nos trajo la democracia en los vuelos de su blanca túnica.
Como dice un amigo mío, “nuestros abuelos hicieron muchas cosas” y uno de nuestros abuelos más activos fue, precisamente, Santiago Carrillo, libro andante que supo almacenar recuerdos desde los años 30 del pasado siglo hasta esta democracia hija de los miedos y limitaciones con los que asumimos la transición.
Santiago Carrillo, tal y como yo le he vivido y lo recuerdo, trajo sensatez y la firme voluntad de que España dejara por siempre su vocación cainita y belicosa para abrazar la palabra y la convivencia. Eso es mucho más, muchísimo más, de lo que otros pretendían imponer violentamente a una España hambrienta de democracia y libertad.
Santiago llevo al omnipotente PCE al lugar social que la normalidad y la modernidad reservan para las fuerzas políticas que ocupan los extremos y supo que su gesto supondría abandonar la influencia y el poder, pero lo hizo con generosidad y en el camino renunció a la República, al juicio de los fascistas y a muchas otras cosas que ahora, pasado el tiempo, nos quieren hacer olvidar.
Muchos dirán otras cosas, pero yo –y creo que otros muchos como yo –recordarán su figura como uno de los grandes hombres de estado que tuvimos la suerte de encontrar justo en el momento que más falta nos hacían y que tanto echamos de menos hoy en día.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Esperanza

Espe subida al carro del populismo taurino, uno de los muchos que ha utlizado en su carrera.

Uno de los animales políticos más desahogados y populistas de la moderna democracia española se retira de la vida pública y se marcha a casita. Si vamos por orden, es obligatorio abrir el comentario diciendo que si la salida es por cuestiones de salud, esa salida ni es deseable ni bienvenida y además, elimina todo componente festivo en el obligado análisis de la noticia.
Esperanza Aguirre dice que se arrepiente, especialmente, de su meteduras de pata, pero yo creo que son ellas, precisamente, las que nos desvelan su verdadero carácter. Esperanza llegó al poder tras una de las maniobras más oscuras y asquerosas de la democracia española, el famoso tamallazo que tanto han querido olvidar, tapar y silenciar.
Esperanza ha encarnado lo peor de un populismo fascistoide heredero de la CEDA, de Gil Robles y de una aristocracia polvorienta y anquilosada disfrazada de derecha modernizada y modernizante. Esperanza ha sido una mosca cojonera rondando por la calle Génova y recordando, con sus constantes zumbidos, que ella estaba sobrevolando cualquier cadáver sobre le que edificar su posición y su triunfo.
Se retira por una enfermedad que nadie sensato le desea, pero de la vida pública española desaparece un elemento discordante y disonante que podría haber llegado a ser peligroso como elemento de enfrentamiento con todos y con todo.
Esperanza me repugna como gestora, como política y como abanderada de esa forma de entender la política como ejercicio exclusivo de una casta llamada a regir el destino de los inferiores por la gracia de dios: nuestra derecha de toda la vida, rancia, oscura, poderosa por su dinero y miserable por sus hechos y deseos.
Adiós Esperanza, descansa y déjanos descansar a nosotros, que nos hace falta tras tus muchos excesos.

domingo, 16 de septiembre de 2012

La verdad oscura

¿Conoce la religión la naturaleza de la energía y la materia oscura?
Ni idea, pero matar, se mata a gusto
La ciencia avanza para que sepamos que no tenemos ni la más remota idea sobre la verdadera naturaleza de la realidad. Me explico: sabemos un poco, sólo un poquito, sobre la naturaleza del 5% del cosmos, pero el 95% restante está compuesto de materia y energía oscura cuyo conocimiento permanece fuera de nuestros libros, tesis y tratados.
El ser humano es tan absurdo en su soberbia que desde antes de saber lo que desconoce, pretende saberlo todo, dar explicaciones para todo e incluso es capaz de matarse en masa creer fervientemente en errores diversos. Nuestro conocimiento del cosmos apenas empieza a ser consciente de lo que nos queda por conocer, descubrir y comprender; la física apenas atisba trazos gruesos sobre las leyes que gobiernan el mundo de lo más grande y de lo más pequeño pero sin coordinar esos conocimientos, pero eso no es razón suficiente como para que cristianos, musulmanes, judíos y demás fanáticos se enfrenten a muerte pretendiendo que sólo ellos tienen la verdad encerrada en sus libros sagrados llenos de mentiras y de absurdos.
Mientras la ciencia se esfuerza y progresa lentamente usando la razón, la religión niega la realidad y desde su fanatismo cerril niega los avances y la verdad de los descubrimientos basándose en mitos y supersticiones generados en la oscura noche de los tiempos por tribus de pastores analfabetos que creían que la causa de los truenos  había que buscarla en la aerofagia de Zeus y otras sesudas observaciones de la realidad que han demostrado similar acierto.
La presidencia de los USA puede caer en manos de un obispo mormón y el  mundo musulmán se incendia de indignación por un video absurdo; hindúes y sijs se abren la cabeza y en todas partes se mira al otro en busca del estigma que justifique su asesinato por causas religiosas. Por causas religiosas la mujer sufre una esclavitud atroz en otra gran parte de la humanidad y todavía tenemos que aguantar esa absurda cantinela sobre las bondades de la religión.
Si dependiera de los líderes religiosos de este mundo, ese 95% del cosmos seguiría en la oscuridad y nosotros seguiríamos con miedo de que, tras los pedos de Zeus, nos cayeran encima sus cagadas. Con eso, las religiones se mantendrían felices en sus torres oscuras.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Mañana nos vemos por Madrid

¿A que apetece darse un voltio? 
Pues allí nos vemos.
Mañana, día quince de Septiembre, es un muy buen día para darse un paseíto por alguna de las varias calles que, en Madrid, serán testigo de que hay gente que  piensa, que pensamos, que otra forma de hacer las cosas, que otra visión del mundo y de la sociedad, es todavía posible y aún más: la necesitamos como nunca.
Europa y el gobierno del PP se han empeñado en una batalla que cambia el foco del problema para darnos el cambiazo. Aprovechando que lo se necesita es sensatez en el gasto y una excelencia en la gestión de los recursos públicos, lo que hacen es llevarse lo público por delante manteniendo un oligopolio político y financiero que pervive y enriquece a costa de todos nosotros.
El guisante del gasto se escamotea de cubilete en cubilete eliminando prestaciones sociales, leyes solidarias, cohesiones territoriales y políticas y todo lo que haga falta sin rozar siquiera a otros sectores, esos que ven la crisis a mucha mayor distancia de lo que sería conveniente.
¿Un ejemplo? De ayer mismo y que se refiere a las farmacéuticas. Una presentación estándar para un tratamiento estándar se deja de comercializar para encarecer el gasto, y eso sin que el ministerio de Sanidad haya levantado el dedo hacia para ponerlos en la cola de las medidas necesarias.
Es posible que muchas de las medidas que se están priorizando acaben siendo necesarias, pero echo mucho de menos que no hayan sido precedidas de una larga lista de acciones que todos apoyaríamos convencidos de que son buenas para todos. La desaparición de un Senado inútil, la fijación de un porcentaje máximo del PIB como tope para el coste de gestión, medidas de apoyo definido y práctico al empleo y un millón largo de alternativas que deberían preceder a lo que ahora se está haciendo.
Y por último: debemos ser conscientes de que muchas de las cosas en las que se está pensando matan y además, salen más caras. Por ejemplo, podríamos darle una buena colleja al majadero que ha pensado en eliminar las mamografías. Para matarlo, como dice la Espe.
Por eso, y por todo lo que a cada cual se le ocurra y apetezca, mañana es un muy buen día para darse un paseo por Madrid  acompañado de bastante gente. Nos vemos.