Bienvenido a mi blog.

Por favor, participa, deja tu comentario y marca si te ha gustado o no.
Muchas gracias por tu tiempo y tu atención.

martes, 31 de diciembre de 2013

La sociología imposible


Para los que tengan pereza

Explicación tranquila en la tertulia de Hora 25 sobre España y su imposible sociología, esa que acaba por volvernos locos, darle poder económico y social al que no lo tiene y revienta cualquier análisis que queramos hacer. En el registro europeo de penetración religiosa, número de practicante etc, los datos referidos a España constituyen la pista de un borracho:
Somos el tercer país menos religiosos tras Chekia y Lituania. Bien. Nada que ver con el número de bautizados etc.
El 70% de la población se declara católica, pero el número de practicantes habituales, ridículo.
Y por último, la joya de la corona: tenemos más católicos que gente que cree enDios, de aurora boreal. Y esto es así porque en España reina la más absoluta pereza intelectual: no queremos pensar y, sobre todo, no queremos ser consecuentes con lo que pensamos. Declarase ateo y ser consecuente con lo que ello implica, da pereza. Pensar en la realidad de nuestra existencia, da fatiga y mandar al cuerno a la Iglesia, es un trabajo. Consecuencia: nos dejamos llevar.
Bautizamos a nuestros hijos, hacemos o dejamos que nuestros hijos hagan la primera comunión y esa inercia perpetúa la posición dominante de la Iglesia Católica en nuestra sociedad. Al contrario de lo que otras sociedades hacen, para nosotros no es importante ser consecuentes y aceptar el modelo al cien por cien: las cosas siguen siendo como siempre han sio, pero eso no nos afecta. Que Rouco, el papa y el que sea digan lo que quieran, que yo ya me entiendo, con Dios o sin ios, pero lo que es mío no incumbe a nadie, de manera que da igual.
Nada que objetar si no fuera por que esa forma de actuar permite que los que sí saben de verdad lo que quieren, sigan fastidiando y adjudicándose un apeo que ya no es cierto.

¿Pruebas? La última polémica de la ley del aborto que quiere colocarnos el Gallardón. Si de verdad hacemos caso de la realidad social, no tendría sentido, pero como Rouco puede exhibir los datos de una estadística absurda, las mueres de este país se pueden dar por jodidas. Cosas de una sociología imposible propia de un país absurdo que no acaba de abrazar su futuro. 

lunes, 30 de diciembre de 2013

Las mareas del año | ElPulso.es

Las mareas del año | ElPulso.eshttp://www.elpulso.es/Politica-y-Economia/Nacional/Las-mareas-del-ano.html

Hoy toca enlazar con el pulso.es y votar clocando sobre las estrellitas: 5 estrellas me ha gustado mucho, como sugerencia:-)


domingo, 29 de diciembre de 2013

MISERIAS Y MENTIRAS


A pesar de que conocemos el camino del esfuerzo, preferimos andar perdidos por las sendas sencillas que nos llevan al fracaso.

Mientras los grandes titulares del día se centran en el comunicado de los presos de ETA, lleno de mentiras y veladas verdades, otro suelto de El Mundo nos habla de la trágica realidad de un poblado costero de Honduras cuyos habitantes se destrozan el sistema nervioso pescando langostas con botellas. En un caso, el dinero esclaviza el cuerpo de estos parias condenados a la muerte o a la invalidez en un entorno miserable en el que sólo la lluvia les permite enjabonarse al aire libre todavía sentados en sus sillas de ruedas: si no hay lluvia, permanecen sentados sobre los restos de sus propios excrementos. Todos los años repiten la historia con la llegada de los barcos langosteros de las compañías exportadoras. Por supuesto, nadie hace nada para regular sus condiciones de trabajo, faltaría más, no vaya a ser que la competitividad se resienta.
En otro lado del espectro, la esclavitud mental de aquellos que han visto el transcurrir de sus vidas entre sangre y rejas y se aferran al lenguaje para tratar de justificar el inmenso error de dedicar su vida al odio. El odio destruye, separa y divide y ellos, los presos de ETA, han visto cambiar el mundo sin que ellos formaran parte de esos cambios: tan sólo les queda el odio como refugio y a él retornan como autómatas zombies cada vez que el mundo les reclama un cambio. No pueden cambiar, sus antiguas ideas y el odio que ellas generan dominan sus vidas y les condenan a un lenguaje forzado y falso que oculte su desnudez. ETA pudo tener un origen más o menos válido de lucha contra la dictadura franquista, pero perdió su camino hace mucho y los que, en plena democracia, vistieron sus vidas con el uniforme del odio ahora se han quedado desnudos y solos con el único apoyo de un lenguaje ambiguo, antiguo y vacío, muy vacío.
Todavía no saben que lo más difícil está por llegar y los que han salido no les cuentan la verdad: lo que de verdad deben abandonar, además de las armas, es el odio. Mandela supo que su odio debía quedar para siempre tras las rejas que el abandonaba y en esa decisión edificó su grandeza. El colectivo de presos está anclado en una dinámica que hará que su condena se prolongue más allá de las cárceles cuando ya se vean en la calle: el odio.
Para los primeros, los esclavos del aire que les envenena la condena es su miseria y su falta de oportunidades y para los segundos, la condena vive en su interior alimentada pro el odio. Los primeros no pueden liberarse y me temo, los segundos tampoco. 
Miserias y mentiras que conforman la condición humana tan poco dada a mostrar todo el potencial de su grandeza.

sábado, 28 de diciembre de 2013

EL PASTOR


Imagen de la modernidad eclesial impulsada por Rouco

El obispo Casimiro López, encargado de la diócesis de Castellón-Segorbe, se ha echado al monte crecido por las buenas noticias que le llegan del Ministerio de Justicia y pide más, que nunca hay que abandonar la lucha que obliga a mantener el rebaño en perfecto estado de revista y sin manzanas podridas. Hoy le ha tocado a los homosexuales, indignos y depravados padres causantes de los peores traumas y desórdenes en sus hijos trabajando al alimón con esa ley de matrimonio, esa que convierte el orden natural del sexo en un cajón de sastre lleno de las más diversas desviaciones y degeneraciones.
La verdad: me tienen hasta los pelos estos apocalípticos pastores cuya única ficción se basa en recomendar sumisión a las mujeres y resignación a los que son bendecidos con hijos deformes cuya vida es un catálogo de dolor, sufrimiento y animalidad mientras ellos se niegan a ver el amor, el cariño y la dedicación allí donde se encuentre; en esos que se niegan a comprender que lo que un niño necesita es un ambiente estable en el que desarrollar plenamente su personalidad y todo su potencial y que el resto le importa, más o menos, un carajo a la vela. Para este energúmeno es preferible que un niño crezca en el seno un matrimonio indisoluble en el que la mujer se supedita a un segundo plano y a sufrir los malos tratos de un macho seguro de su mejor destino ante la iglesia a que se desarrolle en un hogar parental homosexual lleno de amor, cariño, estabilidad y respeto. Si señor, con dos cojones, que ya está bien de medias tintas.
Ahora, justo cuando el papa trata de que la Iglesia acoja, comprenda, apoye y ayude al ser humano sin excluirle, sin señalar con el dedo y tratando de comprender sin juzgar aquello que no debe ser juzgado, la Iglesia española llama a filas a sus mejores energúmenos para que llenen de hogueras el suelo patrio, último reducto de la verdadera esencia excluyente que tantos siglos de gloria y guerras religiosas nos ha proporcionado. Derrotadas las tesis de Rouco, sus más fieles e intransigentes peones se disponen para la última batalla y se reivindican como depositarios de las esencias más veraces. Portadores de la espada flamígera y justiciera, tratan de fustigar al rebaño para que sólo dios reconozca a los suyos, que ellos sólo reconocen una forma de entender la religiosidad: a través del odio, la exclusión y el castigo, que lo demás son mariconadas de franciscanos que nunca debieron consentirse. Aquí lo  que hay que hacer es aplicar a rajatabla el Martillo de Herejes, vestir el hábito de los inquisidores dominicos y calentar las plazas con las hogueras de los autos de fe, verdadera expresión de la espiritualidad española, la de verdad, la de toda la vida.
Vayan ustedes al carajo, con todo respeto.

viernes, 27 de diciembre de 2013

La quimera del tiempo (Cosmología de andar por casa) | ElPulso.es

Para pensar un poco en lo que nunca pensamos; e n lo que parece siempre igual siendo distinto y en lo que siempre cambia sin que lo notemos.

La quimera del tiempo (Cosmología de andar por casa) | ElPulso.es

jueves, 26 de diciembre de 2013

Ciborgs


Leo que una empresa israelí ha desarrollado una micro cámara para ser implantada en el interior del ojo para devolver una visión limitada fruto de determinadas patologías orgánicas como al degeneración macular asociada a la edad. Es la tecnología que avanza para conseguir suplantar funciones perdidas y órganos dañados, pero hay más, hay mucho más. Del remplazo o sustitución pasaremos, inexorablemente, a la creación de funcionalidades que hoy no podemos imaginar y que harán del ser humano, una simple base orgánica desde la que evolucionar nuevos especialistas.
La tecnología biológica avanza a un ritmo que, una vez más, no conocemos ni anticipamos, pero que nos sorprende día a día con titulares que luego desaparecen silenciados por el tumulto del día a día. El ser humano reniega de sus limitaciones, busca hacer cierta la maldición de la vida eterna disfrutando de una eterna juventud y la tecnología promete mucho, nos promete lograrlo.
Estamos a pocos años de lograr el completo reemplazo de órganos desarrollados según técnicas diferentes, pero órganos funcionales plenamente compatibles que nos alargarán la vida. Ya se han conectado dos cerebros a través de internet y  si dedicamos cinco minutos a pensar despacio en potenciales aplicaciones, la cosa acaba por configurar un futuro más espectacular que cualquier mundo ficticio creado por los escritores de ciencia ficción.
Negar nuestro destino final parece que está en el ADN de nuestra especie, pero declaro solemnemente que prefiero ser coherente con mi perecedera biología que convertirme en un muestrario ambulante de órganos sustituidos, prestaciones electro-biónicas o cualquier monstruito capaz de conectarse a cerebros distantes a través de una internet de altas prestaciones de cobertura galáctica.
Desde mi punto de vista, una cosa es solucionar problemas de salud, que es un empeño loable, y otra muy distinta es aspirar a la creación de subespecies de larga vida ¿eterna? con funciones diferenciadas que me suena un poco a un mundo clasificado de alfas, betas y demás. 
Mucho yu-yu, me parece.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

PELEAR POR LOS MOMENTOS





Sin entrar de nuevo en la marea que nos tiene sumergidos en la mierda, que de eso sabemos todos, hoy quiero mandar un mensaje corto, escueto y conciso: hay que pelear por los momentos de felicidad y aprovecharlos. Son pocos, son escasos y es un "pecado" no aprovecharlos al máximo; de manera que blindaros contra los enemigos que tratan de enmerdar todo cuanto tocan.
La cosa es sencilla y no da para mucho más, así que ya lo sabéis: nada de entregar la cuchara o rendirse a los funestos olores del desánimo: acercados a aquellos que queréis y os quieren, dejar fuera a los tibios, a los indecisos o a los contrarios y jugar con ellos el juego de aprovechar el momento para llevar la cosa hasta su máxima expresión. 
No os corteis, dejaros tocar si de eso se trata y a disfrutar, que para lo malo ya habrá tiempo y demasiado, me temo.
Feliz celebración del solsticio de invierno, gente.

domingo, 22 de diciembre de 2013

NI UN PASO ATRÁS



Nunca ha sido más necesario, casi imprescindible, nadar contracorriente y reivindicar aquello que creímos asumido y establecido y que, sin embargo, nos van robando día a día. Hoy estamos inmersos en una resaca de moraliza infumable que el PP establece arrogándose el papel de normalizados, de volver a un orden social que ellos entienden como el "que debe ser". Debe ser que los demás, ciudadanos de segunda, no contamos y haya que dejar marcado el status para que jamás vuelva a moverse. El PP entiende el país como una finca en la que se hace y se deshace sin que los colonos -léase ciudadano - les importen una higa.
Hoy hay que volver a reivindicar aquello que nos están robando delante de nuestras narices y hay que volver a levantar banderas rotas que dejamos en la mesa pensando que nunca volverían a ondearse para lucir sus jirones. Hoy hay que volver a recordar que el aborto es una decisión personal, difícil, complicada y que debe ser tomada, únicamente, por las mujeres. La nueva ley que quieren hacernos tragar vuelve a colocar a la mujer en un plano inferior al del hombre: otra vez, una más, la anatomía vuelve a ser destino.
La calle vuelve a ser suya, no nuestra y en esa calle quieren implantar la ley del silencio y el temor, el miedo, la represión más asquerosa: la del dinero. Nos han escamoteado la protección judicial para dejarnos ante las botas de sus esbirros, incluso de aquellos que reciben sus soldadas de empresas privadas.
Quieren que vuelva la noche sobre un país que ama la luz, sobre una sociedad que se siente cómoda haciendo y dejando hacer, pero ellos quieren que la libertad quede restringida a cumplir el reglamento, nunca abierta a la diversidad: la libertad sólo es válida para implantar su único criterio, nunca es válida para que los demás podamos actuar de forma diferente.
Vuelven los oscuros nubarrones de la regresión y la represión: mujeres, ciudadanos y disidentes estamos en el punto de mira. estamos a un paso de la ley de vagos y maleantes y de recuperar las fichas de homosexuales y disidentes, que nadie se engañe. 
Se les ven los correajes y están sacando brillo a las botas: cuidado, que nos están rompiendo las banderas.

Nota: los que reciben esta entrada por correo, entrar en el blog para escuchar la canción de Labordeta.

sábado, 21 de diciembre de 2013

LA VERDAD DESNUDA



SUS RAÍCES DETERMINAN SU PRESENTE

De cara al  silencio de la Navidad y al ruido mediático de la Lotería; a mitad de camino de una legislatura marcada por la corrupción y los desvaríos de un partido putrefactado; significados sus barones en las luchas internas y el conocimiento de la realidad oculta tras los tejemanejes de Caja Madrid, el PP termina su “striptease” político y se queda desnudo ante su realidad. Las dos últimas leyes que ha mandado al Congreso son propias de un partido anclado en lo más rancio de la intransigencia moral y ciudadana. A estos auto denominados liberales les salen ronchas con sólo acercar su neurona a la verdadera libertad y se dotan de leyes para blindar su posición de poder.

La llamada Ley de Seguridad Ciudadana es, sencillamente, impresentable y deja al desnudo la raíz fascista tanto de su creador como los de aquellos que la apoyan y promueven. Es una ley que aspira a una sociedad silenciosa y muerta que acata y acepta sin poder protestar.
Y llegamos a la Ley del Aborto, prometida y aplazada a la espera de corrientes favorables en medio de la tormenta. Por fin llega y llega cargada de intransigencia y de muchas callejuelas paralelas aptas sólo para transitar cargados de dinero además, claro, de verdadera mala uva. Retiradas las ayudas de la ley de dependencia, con unos índices de paro y de pobreza cada vez más alarmantes y, cómo no, silenciados, este Gobierno obliga a que los padres, conocida una grave incapacidad o malformación no mortal del feto, asuman su nacimiento sin darles opción a elegir el destino de sus próximos años.

Eso, señor ministro, es una cabronada. Eso, señores del gobierno, es obligar a los padres a una vida heroica y , en la mayoría de los casos, desgraciada, pero eso a Vds. no les importa. Desde su punto de vista hay que dar gracias a Dios por haberse tomado la molestia de jodernos la existencia y cuidar, teniendo sus posibles, a un ser doliente per “saecula seculorum”. Admiro profundamente a los que OPTAN libremente por asumir esa carga y llevarla con alegría y ejemplaridad, pero esos, desde mi punto de vista, son héroes civiles cuyo ejemplo es loable pero  jamás obligatorio. 


El PP, por fin, se nos muestra desnudo y cruel; tiránico, despótico e insolidario, como debe ser, que para eso es reflejo de un siniestro ángel oscuro llamado Rouco. Ahora que la Iglesia de Roma parece optar por una moral positiva, alegre, solidaria y caritativa, el PP y Rouco nos muestran el camino del cilicio y los autos de fe. No está mal que todos conozcan la verdad y que se acuerden de ella cuando haya que votar.

viernes, 20 de diciembre de 2013

EL QUE PAGA, DESCANSA

SIN COMENTARIOS

El PP cumple sus promesas, al menos una de ellas, y hoy ha aprobado una nueva Ley del aborto que nos retrotrae allí donde sólo Rouco, acreedor de pasados apoyos y manifestaciones multitudinarias contra el PSOE, quiere llegar. Hay que pagar viejas deudas y además, hay que hacerlo antes de que se cumpla la fecha de caducidad del deudor, marcado por la jerarquía romana como pasado, inadecuado y amortizado.
Rouco podrá, en su famosa misa de la familia, seguir diciendo que el gobierno no ha cumplido y que lo que la Iglesia solicita es que no haya ley del aborto, simple, sencilla y llanamente. Gallardón ha enmendado los trámites, los ha complicado y encarecido para que las de siempre puedan seguir haciendo de su capa un sayo pagando a una nueva red de médicos, especialistas y centros que certifiquen la salud psíquica o física de la que quiere abortar siempre que enseñe cheques listos y dispuestos. Mientras tanto, las plebeyas llegarán tarde, la sanidad pública les pondrá trabas y además, tendrán que soportar la presión ejercida por asociaciones provida que les hablarán de las maravillas de entregar sus hijos recién nacidos a la adopción. Me temo que también esta tarea será privatizada en poco tiempo para acabar por configurar un canal alternativo de niños elegidos por catálogo.
El que esto escribe, a pesar de lo que pueda parecer, se ha comido la cabeza bastante con el tema y al final, creo que entorpecer la decisión de abortar es un intento más de prolongar, sine die, el papel subalterno de la mujer en nuestra sociedad, así de sencillo. No creo que nadie aborte sin pasar por un complicado proceso de decisión; no creo que sea fácil, ni siquiera creo que cualquier aborto suponga un menoscabo al potencial de la especie según nos cuenta el famoso y falso cuentecito de Beethoven: creo que es una decisión personal e intransferible de la embarazada.
Gallardón se ha manifestado como lo que es: un retrógrado meapilas en un gobierno retrógrado y chupacirios que quiere pagar sus deudas con lo más rancio de su rancio partido. 

Según el dicho, el que paga descansa…a costa del cansancio ajeno. Una pena.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Relato: “Nunca se pierden” | ElPulso.es

Relato: “Nunca se pierden” | ElPulso.es


La época trae ilusión y globos que acaban perdidos mientras los niños lloran. Un cuento que cuenta dónde van todos esos globos que parecen perdidos pero que nunca se pierden. Que os sirva para consolar a vuestros canijos.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Efectivamente: Impresentable


El mundo a través de SUS ombligos

El hijo de nuestro ex-presidente le reprocha a Blesa una acción “impresentable” que se resume en no haberse gastado una pasta en cuadros de un artista. Igualmente, le recuerda que está donde está “gracias a papá”. Mientras tanto, han procesado a la esposa del Presidente de la CAM por el lío del ático de Marbella y la imputación no afecta al presidente porque está aforado y eso ayuda. 
Efectivamente, todo lo que estamos conociendo de la vida de este país es impresentable, sin duda: es impresentable que Blesa se dedicara, por mucho que argumente que CajaMadrid no era su cortijo, al almacenamiento de botellas exclusivas o a la caza de cuanto bicho raro se moviera en el mundo, que para eso sirve la pasta y también son impresentables los tejemanejes que dejan ver los correos que nos dan a conocer, muy propios de un cortijo aunque él no niegue.
Aznar se ha instalado en una especie de cúpula de misticismo áulico a la que no llegan las cuestiones terrenales, que lo suyo es cosa de altas gestiones hasta que tiene que echarle una mano al niño, intentar llevarse una tela con el tráfico de armas o dedicarse a meter pasta en casa, que entonces la cúpula se abre y nos lo encontramos vestido de pocero camino de las cloacas, que no hay trabajo pequeño.
Hay que bajar más, hay que reventar el absurdo, la mierda tiene que llegarnos a las orejas para que se produzca algún movimiento: hay que ir más lejos; poner más elefantes y leones muertos a tiros en las portadas y que los presidentes de las asociaciones empresariales sigan dando ejemplo como Diaz Ferrán y sus 99 millones defraudados o Arturito dejando un pufo a IFEMA pero manteniendo su plaza en el consejo de la misma institución a la que no paga, con dos narices, sí señor. Ese es el camino: el destrozo, la total aniquilación de  la sensatez, el ridículo más absoluto y así, cuando a todos nos salpique la podredumbre de este país, podremos contratar a 500 finlandeses para  que gestionen esto como se debe hacer. Si con lo que es normal en otros países no reaccionamos, intentemos la sobredosis de todo: de corrupción, estafas, irresponsabilidades, despropósitos, y absurdos, que a lo mejor eso funciona. Pero antes, por favor, que metan a todo estos en el trullo “ad calendas grecas”, que decía Augusto.

martes, 17 de diciembre de 2013

Al final del arco iris

Al final del arco iris

La moral colectiva de España ha desaparecido dilapidada por unos partidos que no dan los pasos necesarios para regenerar la vida política

¿Qué hay realmente al final del arco iris?
¿Qué hay realmente al final del arco iris?
Como en la leyenda irlandesa, alguien nos ha prometido una olla de oro al final del arco iris, al final de la crisis, debe leerse, pero eso sí: no debemos perder de vista al duende que nos hará faenas para que nos distraigamos.
- See more at: http://www.elpulso.es/Politica-y-Economia/Nacional/Al-final-del-arco-iris.html#sthash.SD431126.dpuf

domingo, 15 de diciembre de 2013

Aznar está triste

Blesa y Aznar cuando hacían "pandi"
Ejemplar el ex presidente, como empezamos a saber

Hasta hace unos pocos años, los que mismos que esta crisis se asienta entre nosotros, los ciudadanos normales nos imaginábamos unas corrientes de trato favorable y ayuditas entre iguales dentro de la banca española. Una vez todo el sistema sufre la voladura y los sagrarios se abren y los velos se rasgan, lo que nos han dejado ver es para sonrojar a la mas curtida "madame" de burdel del más tirado barrio de mala nota de Bangkok.
En los últimos días, Eldiario.es nos hace llegar una serie de correos del tal Blesa que son dignos del más elaborado, cruel y justiciero escarnio público. Olvidada la discreción y las buenas maneras, los correos desvelan odios africanos, servilismo, tráfico de influencias y el más llano "morro" que ejercerse pueda desde la interiorización de una especie de poder omnímodo impune a todo.
Según tengo entendido, Blesa llega al cargo empujado por su amigo Aznar, el mismo que le confiaba, también al parecer, la ejecución de sus declaraciones de renta, pero...Blesa le sale respondón y en plena ordalía de ingratitud, le niega la compra  de unos cuadros por el valor solicitado por  su sobrinito y solo le paga, a través de la fundación, unos 6 millones en vez de los más de 50 solicitados. Hay que ser mala persona y pagar sólo 6 en lugar de mas de 50 con los efectos que eso tiene en la cotización de un pintor que no pertenece a la élite internacional.  Eso si, Gallardón se siente molesto por otro feo mientras que Aznar, ante la repetición de otra negativa, se pone triste.
¿Aznar haciendo pucheritos porque su amiguito ya no le ajunta? Que mala es la gente, de verdad.
Blesa, me temo, nos va a dar días de gloria en compañía de Bárcenas, pero aconsejo estar atentos a los correos de Blesa que, seguro, irá desvelando Eldiario.es: rodeado de alimañas, el propio zorro se ha debido asegurar munición para hacer pupa a jefes y jefas, así que asumido el despelote  general y un absurdo consagrado, sigamos el despliegue de desvergüenza sin sonrojo. 
Necesitamos mucho más absurdo, mucho más despelote y mas degeneración para que alguien se decida a hacer algo: por la destrucción hacia la regeneración.

sábado, 14 de diciembre de 2013

El intérprete


Dos genios juntos
Hace días escribía sobre la terapia del absurdo sin conocer que, de nuevo, la realidad podría superar cualquier ficción imaginable. Durante el entierro de Nelson Mandela se ha superado cualquier situación que la mente más aberrante pudiera imaginar y además, ha sucedido en el entorno más controlado, restringido y estricto que imaginarse pueda.
A menos de dos metros de Obama, un asesino esquizofrénico -parece ser - ejecutaba una serie de signo sin sentido mientras todo el mundo pensaba que se trataba de una traductor al lenguaje de los sordomudos. De traca. La cosa da para mucho pero a mi me aporta algo: la vida puede sorprendernos todavía y hacerlo, además, allí donde pensamos que sólo cabe lo oficial.
Este tipo es un genio, los que lo contrataron, más, así que sólo cabe felicitarse al comprobar que no todo está reglado, que lo absurdo existe y es posible y que el futuro no está, ni muno menso, escrito del todo.
Es una esperanza, pequeña si se quiere, pero suficiente: todavía hay esperanza que cuidar.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Camino del planeta de los simios


 
Futuro segurata uniformado a punto de identificar sospechosos en plena calle

 

Ser un simple ciudadano español empieza a ser considerado deporte de riesgo. Me consta que diversas empresas especializadas en el turismo de aventura, ese que busca altos índices en el consumo de adrenalina han iniciado estudios de mercado y andan considerando diferentes alternativas para la implantación de distintas ofertas especializadas, todas ellas centradas en españa.
Nuestro ministro del interior hace piña con el de medio ambiente para que los planes de negocio de estas empresas, unidas a la iniciativa loca, sean exitosos y movilicen enormes capitales que reactivarán nuestra economía. Hay ejemplos concretos que ponen de manifiesto el sutil pero decidido apoyo a las iniciativas coordinadas. Veamos.
El simple turismo verde acaba agotando y es demasiado lento, previsible y anodino, de manera que nada mejor que combinarlo con la sorpresa y la incertidumbre de no saber si el prístino manantial del que vamos a hidratarnos proviene o no de una acuífero contaminado por las acciones del "fracking" tan en boga. Un ejemplo de emoción, riesgo y suspense que puede prolongarse durante años por los efectos secundarios diversos de los componentes químicos utilizados, desde la muerte fulminante a una agonía programada a lo largo de un par de lustros de decadencia y enfermedad.
¿Ir de compras o a una discoteca? Suena aburrido si no introducimos algo más y ese incentivo de alta calidad nos lo aportan los homínidos armados contratados por diferentes empresas  de seguridad responsables del receptivo turístico. Nada más placentero que contar, a la vuelta de unas vacaciones, cómo fuimos identificados, inmovilizados y detenidos arbitrariamente por estos simiescos individuos encargados de amenizar el tiempo libre. Nada de garantías constitucionales o costosas inversiones en formación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. No son necesarios dos años de formación para ser capaz de dar un par de hostias bien dadas o patear la cara de un individuo esposado tumbado en el suelo. Con un par de semanas buena práctica guiada y acudir regularmente a un gimnasio donde ponernos hasta el culo de esteroides anabolizantes, vamos que nos matamos. De hecho, parece que los Mossos de Scuadra - o como coño se escriba- andan experimentando la viabilidad de adoptar un programa de formación y despliegue algo similar al comentado, pero no es seguro y hay confirmación al respecto.
Estoy plenamente de acuerdo con este programa de rediseño turístico al que se añadirán, en breve, otros de carácter científico destinados a investigar la incidencia de distintos agentes contaminantes en la modificación genética del ser humano con el objetivo de evaluar las posibilidades reales de generar una raza intermedia entre los antiguos modelos de australopitecus afarensis y los modernos humanos, una selección orientada a nutrir los futuros seguratas y una inagotable fuente de royalties en la patentes genéticas.
No tenemos solución, comprobado.
 

jueves, 12 de diciembre de 2013

Las puertas cerradas

Las puertas cerradas

Echarle un ojo, que es antiguo pero a mi me gusta.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Homenaje al delincuente



Las sociedades, normalmente, tienden a defenderse de aquellos que vio an sus normas, roban, matan, estafan o más ampliamente, hacen aquello que los demás hemos decidido no hacer porque es malo para el colectivo. España parece ser un país especial que no tiene muy claro el contenido y el significado del punto anterior.
Contaminados por una especie de virus idiotizante que busca sus raíces en aquellos inexistentes y bien cantados bandidos generosos, nos dejamos embaucar por unos personajes que, siendo nefastos, corruptos, condenables y condenados, captan las simpatías de sus cercanos y logran colocarse al margen. 
El último suceso socialmente vergonzoso ha tenido lugar hace pocos días con ocasión de la condena en firme de un tal Del Nido, condenado que a su condición de delincuente condenado en firme por el supremo, une la de haber sido presidente de un equipo  de fútbol. La escenificación de su salida del club camino de la trena nos ha dejado momentos realmente vomitivos.
Una sala llena, aplausos, gritos rituales al más puro estilo franquista - de allí viene el susodicho - abrazos, de declaraciones de victimismo e inocencia y todo lo que imaginarse pueda y todo, sin duda, absurdo y fuera de lugar.
Ese señor ha sido condenado por llevarse el dinero de todos nosotros gracias a una organización delictiva nada fácil de montar, así que de víctima, nada: las víctimas somos nosotros que hemos sido robados, estafados y engañados, no él que ha delinquido.
No tenemos arreglo y este vergonzoso episodio confirma mi teoría: los que van a protestar a la puerta de los juzgados donde se enjuicia a los corruptos, protestan porque no han pillado y querían hacerlo.
Patético, simplemente.

martes, 10 de diciembre de 2013

Una vez fuimos todos

Una vez fuimos todos

El PP solo reconoce a los suyos, aunque la Administración está llena de gente que sólo quiere hacer bien su trabajo

HaciendaLa democracia española es joven, apenas 35 años de una Constitución hoy discutida, arrinconada y con una impecable hoja de servicios, tan impecable que es la más longeva de nuestra historia y la que nos ha permitido un cambio socioeconómico astronómico. España se ha incorporado, con dos siglos de retraso, a una Europa que avanzaba sin nosotros mientras nosotros soñábamos con ella.
- See more at: http://www.elpulso.es/Politica-y-Economia/Nacional/Una-vez-fuimos-todos.html#sthash.ARZTUqUu.dpuf

lunes, 9 de diciembre de 2013

La terapia del absurdo



Confieso que desde hace años vengo sometiéndome a una terapia semanal a la que me he hecho adicto y cuyos beneficios intento extender a todos los que me siguen: la terapia del absurdo. La cosa es simple y a la vez, muy complicada de completar, pues requiere dedicación, disciplina, entrega, constancia y fidelidad, pero aseguro que los resultados compensan de largo tanta entrega.
Todos los lunes, cargado con toda la información de actualidad, mala uva y cabreos acumulados en la semana, acudo al espacio en el que la terapia tiene lugar y comparto con dos o tres amigos, de los de toda la vida, un acercamiento a esa realidad desde el plano del absurdo más esperpéntico que pueda imaginarse cada uno.
Imagino que los que nos ven –no es difícil, pues la terapia tiene lugar en un restaurante a la vista de todos- deben pensar todo tipo de cosas extrañas acerca de nosotros, pues los desabarres son, a veces, importantes y sonados. No pasa nada, pues ese es precisamente el objetivo de la terapia. Como en una tormenta de ideas, no vale frenar y hay que elevar el absurdo hasta el máximo y dejarlo allí donde ya no pueda seguir elevándose por encima de lo cotidiano.
Vale todo y cuanto más bestia y más asalvajado mejor, de manera que al final de la comida uno pueda sentirse liberado de realidad y suave como una malva, con el espíritu renovado y dispuesto a seguir tragando realidad por mucho que nos rasque la garganta y se levanten ampollas.
Probarlo, es una verdadera delicia, pero no vale apuntar las burradas que haya podido decir cada cual: esa esporádica realidad, efímera y salutífera, nace y muere con la comida de los lunes y allí se queda, no hay recuerdo ni fotografías comprometedoras. Gracias al cielo!!!
Confieso que desde hace años vengo sometiéndome a una terapia semanal a la que me he hecho adicto y cuyos beneficios intento extender a todos los que me siguen: la terapia del absurdo. La cosa es simple y a la vez, muy complicada de completar, pues requiere dedicación, disciplina, entrega, constancia y fidelidad, pero aseguro que los resultados compensan de largo tanta entrega.
Todos los lunes, cargado con toda la información de actualidad, mala uva y cabreos acumulados en la semana, acudo al espacio en el que la terapia tiene lugar y comparto con dos o tres amigos, de los de toda la vida, un acercamiento a esa realidad desde el plano del absurdo más esperpéntico que pueda imaginarse cada uno.
Imagino que los que nos ven –no es difícil, pues la terapia tiene lugar en un restaurante a la vista de todos- deben pensar todo tipo de cosas extrañas acerca de nosotros, pues los desabarres son, a veces, importantes y sonados. No pasa nada, pues ese es precisamente el objetivo de la terapia. Como en una tormenta de ideas, no vale frenar y hay que elevar el absurdo hasta el máximo y dejarlo allí donde ya no pueda seguir elevándose por encima de lo cotidiano.
Vale todo y cuanto más bestia y más asalvajado mejor, de manera que al final de la comida uno pueda sentirse liberado de realidad y suave como una malva, con el espíritu renovado y dispuesto a seguir tragando realidad por mucho que nos rasque la garganta y se levanten ampollas.
Probarlo, es una verdadera delicia, pero no vale apuntar las burradas que haya podido decir cada cual: esa esporádica realidad, efímera y salutífera, nace y muere con la comida de los lunes y allí se queda, no hay recuerdo ni fotografías comprometedoras. Gracias al cielo!!!

domingo, 8 de diciembre de 2013

Rajoy se la juega a largo



Mariano Rajoy busca que el tiempo nos haga olvidar y que, pasada la pulla y el castigo de las europeas, todo  vuelva a la normalidad y los votantes del PP se presenten a formar el día de las generales al grito de “sin novedad en el frente”, como siempre. Y lo malo es que, si no me equivoco, la cosa le va a salir.
Bárcenas, si no llega a ser por la pifia de Cospedal, ya estaba en el archivo, amortizado y pasado en las encuestas. Llegado el momento, los ERES de Andalucía, el ogro de UGT y la pasividad enfermiza del PSOE volverán en ayuda de un partido y un gobierno empeñado en ir mucho más allá de lo que ningún sueño neocon pudo imaginar.
Dentro de dos años no quedará nada, incluida la puntilla de la ley del aborto que Gallardón arde en deseos de ofrecer a los pies del defenestrado Rouco. Como en la historia antigua de las beatas y el papa, “si el Papa se quiere condenar, que se condene, que nosotros seguiremos  a lo nuestro”. Pero Rajoy quiere que las grandes explosiones e indignaciones pasen rápido, así que ya le ha dicho al “tapado” que esa ley para ya, antes de Navidad, que con el turrón las penas son menos y la cuesta de enero puede con todo.
El pueblo tiene la memoria flaca y el ánimo escaso, de manera que las bofetadas de hoy se olvidarán y a la hora de renovar lealtades inquebrantables allí estarán los de siempre, los que forman con la mirada firme y clara y frente levantada en busca de esa paz interior que da el poder dejar a los rojos en el banquillo y seguir mandando como dios manda; prolongando el “orden natural de las cosas”.

O potenciamos la memoria, o me temo que la jugada le va a salir redonda. Qui viva verra.

sábado, 7 de diciembre de 2013

NEGOCIO SANGRIENTO

Y todos felices celebrando la salvajada

Leo que el negocio de la caza en España se resiente de la crisis; que los monteros se lo piensan y que la cosa ya no es lo que era. El negocio de la caza en España no es despreciable y hay mucha gente que vive de esa actividad, si bien es cierto que jamás he podido explicarme la razón de tanta popularidad. Lo que yo conozco de la caza me permite comentar sobre el absurdo de dos de las actividades que más dinero mueven: las monterías y la “venta de licencias” (así le lamban en la finca donde estuve trabajando).
Pocas cosas más aburridas, absurdas y sin sentido que participar en una montería siendo, como soy, contrario a la pasión que ves en las caras de aquellos que llegan al punto de reunión henchidos de excitación y luciendo las mejores galas de la “hunter fashion” de Loewe. ¿Deporte? Cero: a los señores monteros hay que llevarlos al puesto en cochecito, no vaya a ser que se nos cansen. Allí se quedan instalados en el puesto, dentro de un cercado adecuadamente pequeño para que de allí no se escapen ni los gorriones esperando que pase algo, suceso que tarda en llegar y que muchas veces no ocurre. Tras unas cuantas horas de nada y ladridos lejanos de los perros -maltrechos, maltratados, famélicos, sin ninguna selección o cuidado - la cosa acaba y los disciplinados trabajadores de la finca pasaba recoger a los intrépidos cazadores. Inefable.
En cuanto a la venta de licencias -un cazador paga por ir un día a la finca y cazar un bicho (Venado, Muflón etc) en solitario - la cosa empeora sustancialmente. Guiado por el guarda se va recorriendo la finca hasta dar el animal adecuado, se baja uno del land rover, le pegas un tiro y a otra cosa, mariposa. Hace ya bastante años que por algo así se pagaban unas 500.000 pesetas, 3.000 euros.
Como eso lo he visto y lo he vivido, no debo opinión a nadie salvo a la fidelidad de mis recuerdos, de manera que no doy ni un pase a los afamados argumentos del atavismo de la caza, la pulsión primigenia de la especie y demás chorradas. Lo que yo he visto se asemeja a darse un paseo por el zoo cargado de malos instintos y un buen rifle y dejar aquello hecho un matadero lleno de bichos muertos. Ni más, ni menos.
España tiene un patrimonio cinegético hinchado artificialmente al servicio de la caza. Las fincas se cercan y se acuartelan  sosteniendo una población artificial gracias al reparto de piensos y comida, gasto que hay que recuperar vendiendo muertes. Para sostener esta actividad se han hecho leyes -la más famosa la última de la caza con lanza en Castilla La Mancha - vergonzantes que sirven sólo a unos cuantos fanáticos ávidos de muerte y a sus vendedores.
Tenemos paisajes y riqueza natural como para que ese patrimonio se convierta en negocio potenciando la observación de especies y el disfrute de espacios inmensamente bellos que no precisan convertir nuestros campos en mataderos repugnantes.

A ver si espabilamos y aprovechamos esta crisis para cambiar rifles por cámaras y conseguimos un país competitivo en un sector que promete cada vez más futuro: el turismo verde. 

viernes, 6 de diciembre de 2013

Nos hacen mejores



Cuando muere un personaje como Nelson Mandela, Madiva, siempre me pasa lo mismo: no escribo nada porque se ha dicho casi todo. Biografías, elogios, panegíricos, elogios varios y la verdad, lo normal es que todos esos comentarios aporten mucho más de lo que yo mismo puedo aportar. Hasta hoy que me he dado cuenta de una cosa que de verdad pienso que es cierta. Creo que hay una idea central que habita la vida de este tipo de personajes: nos hacen mejores.
La cosa tiene su enjundia, pues como hoy mismo dice Arsuaga en una entrevista, hay un momento en el que la evolución del ser humano deja de ser Darwiniana para ser otra cosa, una dinámica que atiende a lo social y no a lo individual, al grupo y no al sujeto.
Tenemos ejemplos de lo que quiero expresar: Mandela, Martin Luther King, Gandhi y algunos otros cuyas vidas nos han hecho un poco mejores como especie. Ni siquiera hace falta conocer su pensamiento o su legado intelectual en profundidad: su imagen global lo devora todo, lo anula. Es posible que en su vida privada hayan cometido errores enormes o que, incluso, hayan sido mala gente, no importa: son ejemplares, son líderes y nos han enseñado el camino que debemos seguir para ser mejores como especie.
Ellos cambiaron sus respectivos países y hacen posible que algún día, alguien que hoy no conocemos, se eleve sobre sus legados y levante una bandera que todos podamos seguir desde la ONU o desde donde sea: ese día tendremos un ideal tan límpido, tan sencillo, tan fuerte y eficaz como el que ellos manejaron para cambiar sus países.
Mandela es uno de ellos y hay una idea que me fascina y que impregna todo su legado: No se puede construir sobre el odio y me parece una idea fuerza de enorme potencial. La construcción es un proceso positivo y el odio destruye, contamina, mata: nada vive alimentado de odio, sólo la destrucción.

Se ha ido uno de los buenos, de los muy buenos y su legado queda vivo esperando la culminación del mensaje, el día en el que, como especie, podamos seguir esas vidas que nos hacen mejores. Ojalá sea verdad y llegue el día.

jueves, 5 de diciembre de 2013

La noche del búho



Algunos ya lo habéis leído, pero hoy se puede recuperar en 
http://www.elpulso.es/Cooltura/Letras/RELATO-La-noche-del-buho.html
a mi me gusta bastante.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Todo por la pasta


 
El maestro Forges tan preclaro como siempre


En contra de la teoría económica más liberal, parece claro que el dinero mueve lo peor de nuestras malas tendencias, de manera que, en cuanto nos damos la vuelta y dejamos de vigilar, el dinero se porta mal y hace que todos muestren sus peores mañas. Viene esto a cuento de dos noticias enraizadas en la misma tierra: el control de las actividades económicas de las grandes empresas y bancos.
La Comisión Europea, que de vez en cuando hace algo, le ha metido un paquete de 1.750 millones de euros a seis bancos. Nadie ha ido –ni parece que vaya a ir- a la  cárcel, no faltaba más y me parece que la verdadera vergüenza radica en esa falta de responsabilidad ante el fraude. La sanción se genera porque estos señores han alterado, conspirando como una banda de atracadores, el valor del Euribor y por tanto, miles y miles de sus clientes han pagado más de lo que deberían haber pagado. Cualquier hijo de vecino al explicar una acción parecida, lo denomina estafa, pero la Comisión nos e mete en esas profundidades. Sinceramente, me parece impresentable, sin paliativos. Si hay sanción, debería haber restitución  de lo cobrado indebidamente y penas de cárcel e inhabilitación para los gestores del fraude, sin paliativos.
Y ahora le toca a la Agencia Tributaria, de la que algún día sabremos sus miserias e interioridades. Ceses, dimisiones y bailes al son de una inspección y un recurso que parece que ha levantado ronchas en la cúpula.  Más confusión en torno a ese dinero que quiere escaparse del control de lo público.
La verdad, tenemos demasiado encima como para que estos casos pasen en silencio sin poner en evidencia el poder ejemplarizador del  poder frente a la corrupción. Haciendo lo que hacen, lanzan el mensaje contrario: el poder protege al poderoso y deja desvalido al ciudadano.
Hay muchas razones para asegurarse una ley que les proteja, de ahí  que su valido, el Ministro del interior, intente lo que intenta. Una vergüenza.

martes, 3 de diciembre de 2013

lunes, 2 de diciembre de 2013

Por culpa de un comentario...

El iniciador de la legislación laboral en España

Como resultado de una  charla a través de Facebook, bajaba hoy en la moto preguntándome  -culpa de Quique, no mía - sobre el origen de una supuesta “superioridad moral de la izquierda” y la verdad, creo que el origen de la cosa se puede buscar, como casi siempre, en la raíz de la moderna  política de partidos.
No es la primera vez que lo oigo y creo, con candidez y buen ánimo, que su nacimiento parte del la orientación de ambos planteamientos, pues ambas fuerzas se manifiestan en sentidos contrarios, siendo más adecuada la idea de acción y reacción en términos puramente físicos.  La derecha se ha colocado, tradicionalmente, en la estabilidad, en pautar la lentitud o negación del cambio, en la permanencia de los sistemas sociales establecidos mientras que la izquierda, nacida de los movimientos obreros de la industrialización, ha tratado de cambiar las cosas. De ella y de su constante pelea, provienen beneficios sociales que hoy todos consideramos normales y que nunca –repito, nunca y nunca para siempre, como hoy vemos – hubieran llegado de la mano de la derecha. La derecha puede apuntarse el tanto de buscar esa estabilidad buena para los negocios, para el comercio y la buena marcha y tranquilidad del dinero, pero no puede decirse que haya enarbolado, en España, la bandera de los avances sociales.
Hace poco tuve un ejemplo de lo que digo surgido en una conversación parecida y que puso de manifiesto esa tendencia de la que hablo. Hablando sobre estos avances, busqué en Google entradas sobre la negociación colectiva que los empresarios quieren eliminar de la normativa laboral y descubrí que, con muy pocos cambios, la reivindicación era casi exacta a la realizada en la ¡Primera República! La llamada  ley Botey de 1873 legisla, por primera vez y con mucha contestación por parte de la burguesía industrial, los derechos laborales de los menores y la misma fuente (http://www.larioja.org/upload/documents/686657_RJCLM_N_39-2005.La_legitimacion_en.pdf) hace algunas referencias curiosas al retraso legislativo sobre materia laboral en España.
Como no quiero agotar el tema -la falta de espacio obliga al trazo demasiado grueso - quizá la base de esa frase sea más la sensación de “culpa” de unos frente a la negación histórica de lo que hoy se considera normal y que, sin la presión de la “izquierda” jamás hubiera sido real en nuestro ambiente. Pensemos en lo que hoy consideramos normal y que jamás hubiera llegado sin lucha y sin enfrentamiento: Seguridad Social,  Vacaciones pagadas, Convenios Colectivos (hoy en cuestión y retroceso), Libertad sindical (en la UVI, es cierto, pero muy necesaria) Jornada de 8 horas, jubilación –también tocada del ala, pero real – y muchas otras ventajas que nunca hubiéramos disfrutado.
Es sólo una idea, pero es posible que esa constante negación de lo que luego todos disfrutamos, incluida parte de los votantes de la derecha que lo negaban previamente, sea la raíz de ese sentimiento extraño que aún hoy perdura en temas como el Divorcio –denostado primero y utilizado después – que hoy ya forman parte de la normalidad que se negaba ayer. Es una idea, suficiente apenas para establecer la discusión en FB, pero creo que basta para entrar la trapo.
Eso pasa por enredar. Hala, a pensar.(Y a escribir, que también es bueno)

domingo, 1 de diciembre de 2013

Y los pajaritos maman

El euro catalán en versión murciana de 1873

Debo admitir que lo del proceso independentista de Cataluña, unido al de Escocia, aporta una buena cantidad de información muy difícil de catalogar. Los titulares que han llegado sobre el libro blanco de la independencia escocesa me parece un mejunje incomestible que reúne, en un solo despropósito, todos los imposibles políticos y mezcolanzas extrañas que imaginar pueda una mente calenturienta.
Escocia plantea un viaje cuyo resumen es "quítate tu que me pongo yo", una especie de virginidad preñada que, mucho me temo, sea la inspiración de otro engendro como el de Artur Mas: un si es no es de independencia sin fronteras; de Unión Europea por el artículo 33 sin pedir opinión a nadie y de Euro porque lo de hacer una moneda es un follón.
En todo este merequeté los únicos que me parecen coherentes son los Esquerrra Republicana, que asumen que no se puede estar embarazada y ser virgen, así que quieren la independencia y ya veremos como salimos de ésta.
La verdad, por encima de que me parezca una solemne estupidez y una dinámica contraria a lo que entiendo que debería ser la tendencia hacia estados plurinacionales de verdad- como la UE pero en bien, vamos - cada vez entiendo menos ese proyecto de si pero no, bueno pero vaya y lo de negarle la solidaridad a Extremadura para ofrecérsela a Rumania, Eslovenia o vaya Vd. a saber.
Como resumen, sigo esperando que Mas se aclare y nos lo aclare a los demás, que va siendo hora.
Solo como información contrastada: los pajaritos no maman, que parece necesario dejarlo claro.

Una de muchas

Sunrise On A Cloudy Day Photo by Alex Hwang -- National Geographic Your Shot


No ando hoy con ganas de escribir demasiado, así que os dejo un paisaje bonito

sábado, 30 de noviembre de 2013

Una frase acertada

Hemos tenido acceso a los ensayos del video divulgativo que el ministerio quiere difundir para instruirnos sobre la forma adecuada de manifestarse cuando entre en vigor la nueva ley. Hay que decir que es un proyecto en fase preliminar.


De vez en cuando hay alguien que crea una frase simple, concisa, cargada de significado que consigue meter, en apretado universo del lenguaje, todo un tratado extenso y lleno de inteligencia. Ayer escuché una de esas frases acertadísimas y siento enormemente no acordarme del autor, un contertulio de Hora 25 en la Cadena Ser. Tras comentar los imposibles derroteros de la ley de inseguridad ciudadana, resumía el despropósito con un acerado " Se les ven los correajes".
A este ministro los correajes le asoman por todos lados, aunque posiblemente el más grave de todos sea el dominante en su perfil de supernumerario del Opus Dei. Cuyos preceptos y concepción vital se dejan ver en esta su ley. 
No es de extrañar que la religión se haya colado de rondón en ella, pero lo más grave es que haya sido todo el PP el que cerrara filas tras la declaración de guerra realizada a toda la ciudadanía. Este ministro parece haberse olvidado de todas que han montado los del PP cuando los que estaban en la oposición eran ellos, insultos, amenazas y manifestaciones incluidas.
El PP quiere un país aborregado, una sociedad anestesiada e inerme ante la irremediable consagración de un golpe de estado económico protagonizado por sus amos y amparado por el partido desde la legalidad del Congreso de los Diputados. Por fortuna, la legalidad se impondrá, aunque seguro que, tras la nueva composición de los altos tribunales con mayoría del PP, la salvación deberá venir, tardía, desde Estrasburgo, pero todos sabemos que esta ley es cadáver antes de su nacimiento. Lo pero: ellos también lo saben, pero saben que mientras lleguen las sentencias van a campar a sus anchas descabezando derechos civiles.
Este Gobierno, como ningún otro, puede pretender convertirse en juez y parte de aquello que pretende organizar. Hace mucho tiempo que se inventó aquello de la separación de poderes, precisamente para evitar lo que esta ley pretende: la aplicación arbitraria de sanciones. La ley parece tenerlo en cuenta y trata de enmascarar tal arbitrariedad, pero es inútil, no pasará la más mínima inspección.
Tras la inteligente afirmación de "ofensivo es lo que resulta ofensivo" podemos adivinar la coletilla de "y lo que me de a mi la gana, que pare eso soy el ministro". Todo récord se registra para ser superado, pero hasta ayer, parecía que el famoso " la calle es mía" de Fraga tenía estatus de insuperable. Pues no, todo pasa y ya tenemos un nuevo paladín del orden callejero, así que ya lo sabéis niños y niñas: por la acera sólo se circula por la derecha y con el cilicio bien visible, no vaya a ser que el ministro se sienta ofendido por vuestra falta de disciplina y os caiga un puro de los buenos. 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Contra un estado policial, arbitrario y represivo


 A LA CALLE QUE NOS DAN LA HORA

Lo que el Ministro Fernandez Díaz ha prestado hoy en el Congreso es una ofensa a los ciudadanos, un intento de hurtar nuestras garantías judiciales y dejarnos inermes ante la arbitrariedad de la policía y de la administración del estado, representada por una caterva de fanáticos ordenancistas digna de figurar en los cuadros distinguidos de cualquier dictadura. No es que sean de derechas, es que son incapaces de comprender el orden social en el que están inmersos y consideran que la libertad de expresión, la libre opinión y el derecho de manifestación son contrarios a ese orden que ellos creen natural y tienen interiorizado y que, los demás, mucho más simples y directos en el análisis, denominamos fascismo.
Lo que hace esta ley es evitar que los jueces intervengan según los criterios constitucionales para aplicar, bajo una denominación falsificada, sanciones “administrativas” que se hayan muy lejos de la realidad cotidiana de los simples mortales; esos a los que ellos desprecian y atemorizan con hipotecarles la vida a perpetuidad.
Tras derribar la estructura de servicios públicos y un tímido inicio de estado del bienestar -insisto, tímido inicio - saben que estamos con muchas ganas de cagarnos en sus muelas y prefieren que las calles se llenen de temor a la arbitrariedad policial. Serán ellos y  sus gorilas amaestrados con ganas de dar caña, los que decidan si hemos puesto mala cara mientras alguno de ellos nos rompía el alma por el mero hecho de pasar por allí y aplicarnos la “modesta multa prevista”. De 1.000 a 30.000 eurazos si el interrumpido paseo estaba cerca del Congreso.
Esta ley no es sólo contraria  la Constitución, es que de aprobarse, debe ir inmediatamente ante el tribunal europeo de derechos humanos, que me juego la barba a que no hay un solo tribunal, por amaestrados que estén sus componentes, que no se rasgue las togas ante tamaño desatino.
Sr. Ministro, antes de que su ley entre en vigor y pueda costarme un pastazo: es Vd. un fascista de libro, un fanático peligroso y un elemento nocivo para la convivencia de este estado. 
Imagino que nos encontraremos todos en las calles protestando contra esta ofensiva que pretende arrinconarnos y convertirnos, a todos, en mayoría silenciosa, atemorizada y reprimida. 

Por mi, se pueden meter su ley allí donde no alumbra el sol y resulta bastante incómoda de transportar.
¡A LAS BARRICADAS!
Obligatorio recordar la canción del video que encabeza la entrada

jueves, 28 de noviembre de 2013

La UGT ante la condena de la historia


Ellos deberían ser los jueces de la actual UGT

Si toda corrupción política es grave, hay casos en los que la vergüenza aumenta de forma proporcional a las obligaciones históricas heredadas por aquellos que cometen la falta. Como no tengo que presentarme, a estas alturas todos los que me siguen saben que rechazo toda corrupción y que sostengo que los corruptos no tienen partido, tienen ambición, capacidad de traicionar y una falta de moral absoluta que ejercitan contra aquellos que les prestan las siglas y el amparo. No me siento obligado a justificar ninguna corruptela y mucho menos si proviene de aquellos que deberían estar más próximos a mi postura política. Soy mucho más exigente con la ejemplaridad que le exijo a la izquierda, sin duda ninguna, de manera que, cumpliendo el encargo de mi amigo Quique, comentaremos el deleznable caso de UGT y sus andanzas andaluzas.
El movimiento sindical es heredero de una historia de sacrificio, solidaridad, sacrificio y lucha que UGT ha cubierto de vergüenza, sin matices, sin tibiezas y sin paños calientes. UGT se ha contaminado y ha traicionado esa historia y no es la primera vez: ya con el caso de la PSV se había manifestado como una estructura débil ante la proximidad del dinero. Aquello le costó la cabeza a Nicolás Redondo y espero que el caso de los ERES pase a la historia como el arma de destrucción masiva de este sindicato. Nadie tiene la menor excusa: todos a la calle o a la cárcel si es que se demuestra la comisión de delito alguno.
Personalmente, de la derecha de este país no espero nada, pues ni por historia ni por estrategia, es capaz de evolucionar y salir del siglo XIX, pero de los representantes laborales y políticos que se apoderan de las señas de identidad del a izquierda lo exijo todo, empezando por una moralidad intachable y una conducta ejemplar. Así me va, todo hay que decirlo. Posiblemente, lo que acabo de exponer es una seña de identidad de la izquierda, que es bastante escéptica a la hora de comulgar con las ruedas de molino que los que dicen representarla quieren hacerle tragar. Ni en broma.

Es, precisamente, esa exigencia que demanda la historia de los sindicatos la que hace de este caso algo especialmente repulsivo. Que nadie dude de mi más absoluto rechazo y apoyo para que si ha habido conductas delictivas, la justicia sentencie con toda dureza y aplicando los agravantes morales que acabo de intentar explicar. El asco y la repulsión que me merece la actuación de este sindicato en este caso es tanta que, a pesar de haber dejado pasar tiempo para calmarme, dudo de poder expresarme con frialdad. Absolutamente impresentable y repudiable. Sin matices. ¿He sido claro?

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Demoliciones PP

Demoliciones PP en su segundo año triunfal: 
nos lo van  dejar todo como un solar

Este país está siendo llevado, ciego, inerte y sumiso, al desolladero de un sistema que algunos han conseguido apuntillar. Subidos en la cresta de la crisis, han conseguido convertir a los ciudadanos en negocio para esquilmarnos hasta el último aliento. Educación, sanidad, justicia y un innumerable desfile de servicios esenciales para la comunidad, que eran atendidos según criterios de beneficio social, están siendo convertidos en negocio para unos pocos conchabados con el poder y justificados por una crisis que, por encima de lo económico, afecta a lo moral.
España no participó de los grandes cambios sociales de los siglos XVIII y XIX que en Europa cimentaron sociedades evolucionadas cuyos gobiernos se colocaron, vocacionalmente, al servicio de los ciudadanos. España permaneció anclada en una estructura arcaica en la que Nobleza, Iglesia y una cada vez más importante banca y aristocracia industrial, bloquearon con éxito cualquier movimiento social. España era una caldera cuya explosión nos aisló aún más y asentó una derecha que en Europa no tenía, ni tiene, ningún referente próximo.
Sobre esa base que ahora da la cara reivindicando la figura de Franco y las bondades de su régimen, se planifica la eliminación de las pocas libertades civiles que nos quedan, de forma que, sobre el expolio, nos veremos privados de la capacidad de protestar.
El PP está derribando todo el edificio social de la democracia con saña de matarife enloquecido, única explicación a esa monstruosidad que nos ha llegado en forma de borrador de la ley que prepara el Ministerio del Interior. Empobrecidos, esquilmados, reprimidos y atemorizados por una estructura laboral que aspira al esclavismo, los españoles asistimos, inexplicablemente tranquilos, al derribo del mejor periodo social de la historia de España. Inaudito y propio de un pueblo timorato, acobardado, indolente y sin nervio para encauzar de nuevo su destino y levantarse contra esta plaga que nos ha caído encima. Derribos PP sigue adelante, en su segundo año triunfal, con su plan de negocio: hasta el exterminio total.